Las cuentas públicas para 2011

La Seguridad Social prevé recaudar el 4,1% más por las cuotas de los activos

Mantiene los tipos a empresas y trabajadores en todos los regímenes y por todas las contingencias.

La Tesorería de la Seguridad Social espera recaudar 110.447 millones de euros por las cotizaciones aportadas por los empresarios, los trabajadores y el Inem por los parados con prestación. Esa cantidad supone un 2,9% más que en 2010, según figura en el proyecto de presupuestos entregados ayer por el Ministerio de Hacienda en el Congreso. Los desempleados aportarán 10.383 millones de euros, un 8,4% menos que este año, dado que los perceptores de prestación contributivas se reducirán notablemente, según las estimaciones del Ministerio de Trabajo. Por tanto, las aportaciones por cuotas de empresas y trabajadores activos se incrementarán en un 4,1%, hasta los 99.977 millones de euros, cifra jamás registrada.

Este incremento es tanto más llamativo cuanto que se produce en un contexto en el que habrá apenas avance de los cotizantes, pues el incremento neto del número de empleados es de 43.000 personas (un 0,3%), y en un año en el que las bases de cotización apenas crecerán, si no es que descienden.

En concreto, las bases máximas de cotización del régimen general y del resto de regímenes subirán únicamente un 1%, hasta los 3.230,1 euros por mes, según el proyecto de presupuestos elevado ayer al Congreso. Y las mínimas lo harán en la misma proporción que lo haga el Salario Mínimo Interprofesional, cuya cuantía podría elevarse un 1% también, a juzgar por el avance que las cuantías de las pensiones mínimas han experimentado.

Dado que el avance de los salarios pactados para 2010 ya está por debajo del 1%, y que se espera similar comportamiento, o más modesto, para 2011, las bases medias de cotización (que deben coincidir con los salarios), no aportarán lo suficiente como para que los ingresos de la Seguridad Social se eleven en un 4,1%. Además, los tipos de cotización se mantienen estables en todos los regímenes y por todas las contingencias, tanto para las empresas como para los trabajadores.

Cepos a los autónomos

Los trabajadores por cuenta propia tendrán también una base máxima de cotización de 3.230,1 euros por mes, y una mínima de 850,2 euros mensuales. Pero como en años anteriores, la Seguridad Social introduce en la Ley de Presupuestos los cepos tradicionales a los autónomos para que no compren su pensión incrementando las cotizaciones en los últimos años de su carrera profesional.

En concreto, salvo los autónomos de menos de 45 años, que podrán elegir libremente la base de cotización para hacer sus contribuciones a la Seguridad Social, el resto tiene restricciones. Los que estén entre 45 años y los 49 el primero de enero de 2011 no podrán elegir una base de cotización superior a los 1.682,7 euros al mes, salvo que antes ya la tuviesen superior a los 1.665,9 euros mensuales, o que ejerciten esta opción antes del 1 de abril de 2011.

Los que inicien el año con 50 años o más sólo podrán elegir base comprendida entre los 916,5 euros al mes y los 1.682,7, salvo que ya la tuviesen superior con anterioridad.

En cuanto a los gastos del sistema público de pensiones, subirán un 1,9%, y llegarán a los 118.826 millones de euros. Las pensiones contributivas absorberán 99.089,6 millones de euros, un 4%. Este avance se produce como consecuencia del incremento del 1% en las pensiones mínimas en 2011, la congelación de las cuantías del resto (tras abonar la desviación del índice de precios de este año), así como computar el incremento vegetativo del número de pensionistas y absorber el incremento de sus cuantías respecto a las de quienes causan baja por mortandad.

Un simple vistazo a la cotizaciones de los activos y las prestaciones contributivas (99.977 millones frente a 99.089 millones) revela que el sistema estará en 2011 en equilibrio contributivo, siempre que se cumplan tanto ingresos como gastos.

El gasto en incapacidad temporal descenderá un 4,9%, y descenderán tanto las prestaciones por maternidad (11%), prestaciones familiares por hijo a cargo (8,9%) o atención a la dependencia (5,4%).

Los gastos de gestión del sistema descenderán notablemente, ya que lo hace la partida de personal en un 4,2%, y en un 15,4% los imputables a compras de bienes y servicios, según el presupuesto entregado ayer.

Bases y tipos

EStabilidad en las aportaciones

Base máxima: queda establecida en 3.230,1 euros al mes en todos los regímenes de cotización.

Bases mínimas: se incrementarán en la misma cuantía que lo haga el SMI. La de los autónomos quedará en 850,2 euros mensuales.

Tipos de cotización: se mantendrán desde enero como están en todas las contingencias y en todos los regímenes.