Hasta 30.140 millones

El presupuesto de 2011 para pagar prestaciones por desempleo se reduce un 1,5%

El Servicio Público de Empleo Estatal (antiguo Inem) dispondrá en 2011 de 30.140 millones de euros para el pago de prestaciones por desempleo, cifra inferior en un 1,5% a la de 2010, que ascendió a 30.612 millones de euros, según ha anunciado el Ministerio de Trabajo e Inmigración.

De esos 30.140 millones de euros presupuestados en el área de la protección por desempleo, 20.929 millones de euros se destinarán al pago de prestaciones contributivas y 7.781 millones se dedicarán al abono de subsidios.

El presupuesto para el pago de prestaciones contributivas se reduce un 15% en comparación con el de 2010 (24.625 millones), en tanto que el destinado a los subsidios se incrementa un 64,4% respecto al del año en curso (4.732 millones).

La vicepresidenta económica, Elena Salgado, ya había anunciado que el presupuesto de 2011 para el pago de prestaciones por desempleo iba a disminuir "muy poco".

La secretaria general de Empleo, Maravillas Rojo, ha presidido hoy el Consejo General del SPEE, en el que ha presentado el anteproyecto de presupuesto para 2011, destacando que, a pesar del periodo de "intenso ajuste económico", el presupuesto se mantiene en cifras parecidas a las de 2010.

En total, el SPEE dispondrá de un presupuesto de 38.201 millones de euros el próximo año, cifra similar a la de 2010 (38.878 millones de euros). El 79% de dicha cantidad se dedicará al abono de prestaciones, el 20% irá a políticas activas (7.618 millones) y el 1% restante al funcionamiento del organismo.

La aportación del Estado al presupuesto del SPEE para 2011 se mantendrá en niveles similares a los de 2010, con 16.040 millones de euros, el equivalente al 42% del total. Con este dinero se complementan las cuotas para la protección por desempleo y se financian las políticas activas. UNA PARTIDA PARA PAGAR EL PARO DE LOS AUTâNOMOS.

Trabajo ha recordado que el SPEE destina sus recursos a facilitar itinerarios de empleo, a mejorar las capacidades y competencias profesionales de los trabajadores, a incentivar la contratación fija y a gestionar la protección por desempleo.

En 2011 habrá novedades para el SPEE como consecuencia de una ley largamente reivindicada por los autónomos: la que les protege en caso de verse obligados a cerrar sus negocios.

El antiguo Inem contará con una partida especialmente destinada a pagar prestaciones a los trabajadores autónomos que cesen en su actividad de manera involuntaria y por la que previamente habrán tenido que cotizar a la Seguridad Social.

Las políticias activas contarán con 7.618 millones

La partida para políticas activas de empleo para 2011 asciende a 7.618 millones de euros, cifra inferior en un 2,2% a la de 2010, que fue de 7.796 millones de euros. Este importe se distribuirá entre programas de empleo, formación para el empleo y bonificaciones a la contratación.

Dentro de la formación para el empleo, 909 millones de euros estarán destinaros a personas en paro, y de esa cantidad, 814 millones de euros serán gestionados por las comunidades autónomas, en tanto que 95 millones van dirigidos a programas plurirregionales.

La formación para trabajadores ocupados contará con 1.380 millones de euros, de los que 353 millones serán gestionados por las comunidades, 391 millones por los agentes sociales, 128 millones para que el Instituto Nacional de la Administración Pública (INAP) gestione formación para funcionarios, y 507 millones para la formación en empresas vía bonificaciones.