Opa de la constructora en Alemania

Hochtief rebaja la tensión con ACS

El presidente de la constructora alemana elude hablar de opa hostil ante los accionistas.

Los accionistas del grupo alemán de construcción e infraestructuras Hochtief tienen ya una versión oficial del presidente de la compañía, Herbert Lütkestratkötter, acerca de la oferta de ACS por el 100% del capital. El ejecutivo ha rebajado ligeramente la tensión entre ambas empresas al no utilizar el apelativo de hostil al referirse a la opa que prepara la española. A través de una carta colgada en la página web ha pasado a hablar de oferta no solicitada que "causó sorpresa" en Hochtief porque "hasta ahora siempre había habido desmentidos de ACS".

Lütkestratkötter elude dar su opinión sobre la ofensiva mientras ACS no presente formalmente una solicitud de compra. A partir de ahí, la oferta será analizada por el consejo ejecutivo y el consejo de vigilancia del conglomerado germano para dar una recomendación pública. "Hasta entonces los accionistas no deben tomar decisiones y han de estar en estrecho contacto con Hochtief", aconseja.

A través de la carta dirigida a sus inversores, la firma se refiere a una historia de éxito que debería cristalizar en 2010 en un beneficio antes de impuestos de 1.000 millones de euros, frente a los 600 millones cosechados en 2009. El primer ejecutivo subraya que la posición de la cartera de negocios está en niveles récord, cubriendo un plazo de actividad de 24 meses.

ACS 20,50 -2,19%

Es en el último párrafo de la misiva donde Herbert Lütkestratkötter mantiene las distancias respecto a ACS, primer accionista de Hochtief con el 30% del capital: "La condición previa para el éxito es mantener nuestra independencia. Esto es lo que nos hace fuertes y exitosos".

ACS reconoció el pasado 16 de septiembre que prepara una ofensiva sobre Hochtief que debería convertirse en oferta firme el próximo mes de noviembre. La intención del gigante español de las infraestructuras es hacerse con el control del 50% de su participada con el fin de proceder a la consolidación por integración global de sus cuentas. La puja inicial es de un canje de ocho acciones de ACS por cada cinco títulos de Hochtief, lo que supone una operación sin prima y valorar a la germana en unos 4.000 millones.