El nuevo marco financiero internacional

Santander mantendrá su ratio de capital pese a la nueva norma

A pesar de las recientes adquisiciones que ha llevado a cabo el grupo Santander -la última, la compra del 70% del polaco Zachodni-, así como de las nuevas exigencias a la banca de Basilea III, la entidad asegura que logrará mantener su ratio de capital por encima del 8% en 2011.

Santander no tiene miedo. La primera entidad financiera española logrará mantener sus actuales ratios de solvencia a pesar de los nuevos requerimientos de capital de Basilea III, aprobados el domingo, y de la adquisición del 70,36% del banco polaco Zachodni WBK por 2.938 millones de euros -operación que fue anunciada el viernes-.

Así lo aseguró ayer en una conferencia con analistas para explicar esta última adquisición, el director financiero del grupo, José Antonio Álvarez, y el responsable de relaciones con inversores, Ángel Santodomingo.

Según explicaron ambos directivos, el banco presidido por Emilio Botín espera que su ratio Tier 1 -uno de los indicadores que miden la solvencia de las entidades- se mantenga por encima del 8% en 2011 "como resultado de nuestra capacidad de generación orgánica de capital" (se encontraba en el 8,6% en junio de 2010).

SANTANDER 2,23 -2,54%

En términos de beneficio neto, el banco polaco recién adquirido aportará 301 millones de euros a la ganancia neta total del grupo a finales de 2011, cantidad que se elevará a 366 millones en 2012 y a 396 millones un año más tarde, según los cálculos del Santander.

Asimismo, el banco explicó que el impacto positivo en el beneficio por acción será del 3% en 2013, mientras que el retorno sobre la inversión será del 11% en ese mismo año. Además, estimó que la sinergia de ingresos alcanzará los 20 millones en 2013, mientras que la sinergia de costes estará en 44 millones de euros.

La compra de BZ WBK, por un importe cercano a 2.938 millones de euros en efectivo, se instrumentará mediante una oferta pública de adquisición de acciones (OPA) sobre el 100% del capital.

De acuerdo con informaciones recogidas por medios polacos, el regulador financiero del país (KNF por sus siglas en polaco) está investigando si grupo español recibió información confidencial durante las negociaciones. Un portavoz de la comisión aseguró que, en caso de que estas afirmaciones sean ciertas, serán objeto de un análisis.

Una apuesta de futuro

El director financiero de Santander, José Antonio Álvarez, resaltó que Polonia es un mercado muy atractivo, dado su gran tamaño, y que la adquisición del BZ WBK es una "magnífica" oportunidad de crecimiento y de consolidación de la banca comercial.

Con 40 millones de habitantes, el 40% de lo que Santander ha denominado "nueva Europa" -Polonia, Bulgaria, Eslovenia, Eslovaquia, Hungría, Rumanía y la República Checa-, el mercado financiero polaco se parece bastante al español de principios de los noventa, que se multiplicó por seis entre 1990 y 2005, explicó Álvarez en su presentación.

La entidad polaca obtuvo, en la primera mitad de 2010, un beneficio neto atribuido de 123 millones de euros, al tiempo que tenía concedidos 8.700 millones de euros en créditos y acumulaba 10.500 millones de euros en depósitos.

Zachodni WBK tiene 2,5 millones de clientes, que atiende en su red de 512 sucursales y 9.453 empleados.