Se encarece un 26% en un año

El precio del oro rompe otro máximo histórico por la volatilidad del mercado

Las dudas que acechan de nuevo a las emisiones de deuda periférica de Europa y la incertidumbre bursátil han empujado a los inversores hacia la compra de oro. El valor refugio alcanzó ayer los 1.262 dólares por onza, su máximo histórico.

Históricamente, el brillo del oro ha ayudado a calmar los nervios de los inversores ante una situación de crisis en los mercados. Como valor refugio, la compra del metal precioso ha oscilado bruscamente en los momentos de mayor incertidumbre. Nunca, sin embargo, como en la época actual. La volatilidad que reina en los parqués como consecuencia de la ausencia de señales claras sobre la recuperación económica y la falta de confianza hacia la deuda pública de la periferia europea han hecho que el oro se haya revalorizado un 26% sólo en el último año. Durante la sesión de ayer, su precio llegó a alcanzar los 1.262 dólares por onza.

La mala percepción que se cernió sobre las emisiones soberanas de Europa tras el colapso de Grecia ya llevó al metal dorado a un precio récord en mayo, y de nuevo el 18 de junio, cuando se situó en 1.256 dólares. Si bien los test de estrés a los que se sometió la banca europea normalizaron el mercado de deuda pública e hicieron caer el oro hasta 1.161 dólares en julio. Pero el valor ha vuelto a repuntar con fuerza esta semana debido a la delicada situación que atraviesa de nuevo la deuda de Irlanda, Portugal y Grecia.

Por otra parte, la debilidad que atraviesa el dólar como divisa de referencia deja sin grandes alternativas a los inversores, lo que acentúa su tendencia a refugiarse en el oro como valor más seguro. Un panorama que no tiene visos de cambiar, si no todo lo contrario, por lo que desde UBS elevaron ayer el precio objetivo del metal a tres meses desde 1.200 a 1.300 dólares. La revalorización del mineral precioso está siendo tan intensa que algunos expertos hablan ya del riesgo de que se cree una nueva burbuja financiera en torno a él.

La onza alcanzó ayer los 1.262 dólares; UBS prevé ya que llegue a 1.300

Después de todo, el precio de la onza de oro no había superado nunca la cota de los 1.000 dólares hasta la presente crisis. De hecho, su coste se elevó al entorno de los 450 dólares durante la recesión de los años noventa. Después de ésta, sin embargo, su precio se mantuvo por debajo de dicha cifra durante diez años, de 1996 a 2006.