Según la OCU

Los supermercados apenas han repercutido la subida del IVA

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha comprobado que la mayoría de los supermercados "apenas" han repercutido a los consumidores el incremento del IVA del 1 de julio pasado, aunque no excluye que la apliquen en el futuro o que hubieran subido ciertos precios con anterioridad.

Varios clientes compran en un supermercado de Mercadona
Varios clientes compran en un supermercado de Mercadona

La OCU ha examinado los precios de una muestra de productos de 12 grandes cadenas un mes antes y un mes después de la subida del IVA, según explica en un comunicado. "Hemos visto un mantenimiento de los precios, alguna bajada por ofertas o subidas debidas al fin de las mismas o en porcentajes que no se ajustan a lo que ha subido el impuesto", aseguran los técnicos de la OCU.

En el caso de los supermercados, muchas grandes cadenas avisaron de que absorberían el impacto y no lo trasladarían a los clientes como estrategia de una "guerra" comercial entre ellas, explica esta organización.

El estudio de precios se ha puesto de manifiesto, no obstante, algunos casos de "pequeñas" subidas, incrementos en porcentajes similares a los del IVA.

CARREFOUR 14,28 -0,35%

Como ejemplo, la OCU cita que el precio medio del paquete de 4 yogures naturales Danone ha pasado de 81 a 82 céntimos; la margarina de marca propia de Carrefour, de 62 a 63 céntimos; o la pizza Hacendado de Mercadona, de 2,35 a 2,38 euros. Como explicación posible para que apenas se note la subida, la OCU lo atribuye a varios factores.

El aumento del IVA no afectaba a todos los productos, pues no varía el superreducido (4%), para leche, pan, huevos, quesos, frutas y verduras. En el resto de alimentos, gravados con el tipo reducido, la subida era de un punto (del 7 al 8%), que en muchos productos implica "apenas 1 ó 2 céntimos" y que los distribuidores "pueden asumir o soportar al menos durante un periodo de tiempo". Esta circunstancia se da sobre todo en mercancías compradas antes del 1 de julio.

Además, ha existido "cierta vigilancia" entre los consumidores y en los medios de comunicación para observar si los precios cambiaban alrededor de esa fecha.

Dado que el anuncio del incremento del IVA se hizo con meses de antelación, las cadenas han podido ir planeando su traslado antes de la subida efectiva o posponerla hasta un momento en que pase más inadvertida, intuye la OCU.

"En algunos casos -precisa- puede ser que hayan ido repercutiendo la subida antes de su entrada en vigor, mediante subidas leves o cesar de realizar rebajas como hasta entonces hacían para captar a los consumidores y pasarse al mensaje de que ellos 'congelan' los precios".