El diseño del Presupuesto

Blanco logra salvar del recorte más de 50 obras de todas las regiones

Más de 50 obras se salvarán del severo ajuste que aplicará Fomento en las cuentas de este año y el siguiente. Gracias a los ahorros logrados por la estabilización de los mercados y la favorable marcha de los ingresos, el ministro José Blanco podrá contar con "al menos 500 millones más".

A unos 40 días para que se presenten los Presupuestos de 2011 en el Congreso de los Diputados, un tiempo que la vicepresidenta económica del Ejecutivo calificó como "infinito", el titular de Fomento ya sabe que el severo ajuste que tendrá que aplicar a sus inversiones será un poco menos duro.

"Contamos con un margen adicional con respecto a las primeras cifras del presupuesto, gracias a la mayor estabilidad de los mercados financieros y a los reajustes internos efectuados", explicó Elena Salgado después de reunirse con el ministro de Fomento. La vicepresidenta y ministra de Economía y Hacienda eludió concretar de dónde proceden esos reajustes y se limitó a confirmar que los ingresos evolucionan mejor de lo estimado inicialmente. Por ello, Fomento podrá disponer de "al menos 500 millones adicionales, quizás sea un poco más", dijo.

Y es que según los cálculos efectuados por CincoDías, sólo en el último mes (teniendo en cuenta las emisiones registradas desde el 20 de julio hasta el 17 de agosto) la estabilización de los mercados ha permitido al Ejecutivo un ahorro en el pago de intereses de la deuda de 83 millones de euros.

Blanco, por su parte, tampoco quiso precisar qué proyectos serán salvados gracias a esos 500 millones adicionales, sólo dijo que serán más de 50 obras que se incluirán en el anexo de inversiones de los presupuestos de 2011. "Si cito sólo algunos ejemplos, los que no mencione podrían sentirse excluidos y todavía tenemos que terminar de diseñar la reprogramación", aclaró. "Todas las regiones donde se suspendieron obras (ver ilustración), saldrán beneficiadas", añadió.

Sí se refirió, no obstante, a las obras de la Autovía del Cantábrico (A-8), de la que dijo que se trata de una de las infraestructuras "más vertebradoras", por lo que se le puede considerar "actuación prioritaria". También, comentó que se tendrán en cuenta "aquellos proyectos que estén en un avanzado grado de ejecución, faciliten la movilidad y cohesionen el territorio".

Nuevos peajes

En cuanto a las demandas efectuadas estos últimos días por el sector constructor, el ministro confirmó que el Plan Extraordinario de Infraestructuras (PEI) comenzará a licitarse a partir de septiembre, "una vez reprogramadas todas las actuaciones del Ministerio". Esta iniciativa prevé movilizar inversiones por 17.000 millones de euros mediante fórmulas de colaboración público-privada. Es más, Blanco recordó ayer que siguen en vigor los acuerdos firmados con la banca privada española para respaldar este plan, así como el compromiso suscrito con el Banco Europeo de Inversiones (BEI).

Y la vicepresidenta Salgado incidió en que ya está "prácticamente creado" el fondo de infraestructuras del ICO, que estará dotado con 1.000 millones para participar en la financiación de proyectos del PEI.

Respecto a la posibilidad de gravar con nuevas tasas o peajes el uso de determinadas infraestructuras, el titular de Fomento insistió en que él sólo propuso reabrir ese debate, ya que el Ministerio gasta seis millones de euros diarios en conservación.

"Europa es lo que está haciendo, y yo sólo he propuesto crear una subcomisión en el Congreso que analice la situación. Dije que ya nada volvería a ser como antes no sólo porque haya que reducir el déficit, sino porque ya hemos logrado un nivel de infraestructuras muy elevado que ahora hay que mantener".

Las cifras

17.000 millones de euros movilizará el Plan Extraordinario de Infraestructuras (PEI).

1.000 millones tiene el fondo del ICO para financiar obras con colaboración público-privada.