Según UGT

El fin de las ayudas en España y Europa prorrogará la crisis al menos un año

El fin de las ayudas al sector del automóvil en Europa y en España prorrogará la duración de la crisis en el sector al menos un año más, en opinión de UGT.

El secretario de la Federal de Metal, Construcción y Afines (MCA) de UGT y también responsable del sector del automóvil de la Federación, Rogelio Mena, considera en un comunicado difundido hoy que los incentivos al consumo de automóviles no son un gasto, sino una inversión.

Argumenta Rogelio Mena que el efecto retorno para las distintas administraciones supone recuperar 1,35 euros por cada euro destinado a ayudar al sector.

El fin de las ayudas en España ha dado al traste con la incipiente recuperación que ha experimentado el sector en el primer semestre de este año.

Recuerda UGT que entre enero y junio de este año el sector del automóvil en España incrementó su producción en un 29,5% en relación con el mismo periodo del año anterior, la exportación aumentó en un 23,39% y la matriculación de turismos en un 39,5%.

La influencia de las ayudas en la buena marcha de estos indicadores ha sido fundamental, asegura Rogelio Mena, para quien el fin de las ayudas al automóvil tanto en España como en Europa van a significar prorrogar la crisis un año más.

Aún así, España mantiene su posición de liderazgo en el sector europeo del automóvil, ya que es el primer productor europeo en el segmento de vehículos industriales, el segundo productor europeo de turismos (pese a la crisis, en 2009 ascendió del tercer al segundo lugar en el ránking) y el octavo a nivel mundial.

Además, esta actividad industrial proyectó su influencia y un efecto de arrastre sobre un gran número de sectores industriales relacionados con esta actividad, como la fabricación de equipos y componentes, bienes de equipo, electrónica, tecnologías de la información y telecomunicaciones, plásticos, caucho, textil, siderurgia, además del empleo que genera en otras actividades como concesionarios, seguros, leasing, renting, etc.

Este efecto, añade UGT, refuerza la necesidad de seguir apostando por el sector desde un punto de vista industrial, manteniendo unas inversiones que incentiven el consumo y mejoren el medio ambiente (al facilitar la retirada de vehículos más antiguos y contaminantes).

Recuerda UGT que España exportó el año pasado el 87% de su producción de vehículos, cifrada en 2.170.078 unidades, lo que supuso un valor de 23.329 millones de euros, que sirvieron para reequilibrar la balanza comercial.

Igualmente, el sector tiene el 85% del empleo indefinido, el 9% temporal y el 6% de contratos de relevo, y todo ello pese a no contar con ninguna empresa matriz de capital español.

En este sentido, Rogelio Mena destaca que pese a la grave crisis, "no sólo hemos mantenido todas las plantas sin que se produzca ningún cierre, fruto de las medidas de colaboración y responsabilidad acordadas por sindicatos, administraciones y fabricantes, sino que además varias multinacionales han anunciado nuevos vehículos a construir en España".

Rogelio Mena asegura que MCA-UGT va a hacer todo lo posible para "evitar que los efectos positivos del Plan 2000E se dilapiden en el peor escenario socioeconómico de la historia con medidas de ajuste que frenen el desarrollo y alarguen la crisis, por cuanto estimamos que la economía debe estar al servicio de los ciudadanos y no los ciudadanos ser víctimas de la economía".