Elecciones locales

Malestar en el PSOE por las filtraciones del encuentro entre Zapatero y Gómez

Tanto la dirección federal del PSOE, como el Partido Socialista Madrileño (PSM) aseguraron el viernes no tener constancia de la reunión prevista para ese día entre el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y el secretario general de los socialistas madrileños, Tomás Gómez. Y eso, a pesar de que toda la prensa española amaneció con el anuncio del encuentro entre ambos dirigentes.

Una reunión entre Zapatero y Gómez que iba a producirse tras el debate suscitado por una encuesta interna del partido. El sondeo indica que Trinidad Jiménez, ministra de Sanidad, es una candidata mejor posicionada que Tomás Gómez para arrebatar la mayoría absoluta del Partido Popular, que lleva 15 años al frente del Gobierno regional de Madrid.

Pero ni en la sede regional ni en la nacional comunicaron una nueva fecha para una próxima reunión tras el intento fallido del viernes, e insistieron que no está programado. Sin embargo, algunas informaciones señalan que podría celebrarse durante este fin de semana tras el malestar generado por la aparente división interna que rige entre los socialistas madrileños. Un encuentro que, de producirse, se hará con "la máxima discreción", según fuentes socialistas consultadas por Efe.

Por su parte, Tomás Gómez, que ya ha afirmó públicamente querer ser el candidato para las elecciones a la presidencia de la Comunidad de Madrid del próximo año, respondió a los periodistas que "no es el momento" para declaraciones. Queda claro, por tanto, que los socialistas desean resolver la cuestión con la máxima prudencia. Sin embargo, tras la filtración a los medios, ha habido un cruce de acusaciones entre las dos sedes. Mientras que la dirección general del PSOE señaló al entorno cercano del líder del PSM como origen de las especulaciones, los socialistas madrileños apuntaron con el dedo a Ferraz.

Las críticas no se hicieron esperar. El coordinador de Economía del PP, Cristóbal Montoro, abroncó a Zapatero, a quien ve más volcado en "seleccionar" el candidato que en solventar la crisis.