La SEC indaga si empleados vendieron datos del vertido

EE UU investiga a BP por uso de información privilegiada

La SEC ha empezado una investigación contra la empresa petrolera sobre la posible venta, por parte de algunos de sus empleados, de información privilegiada relativa al vertido de petróleo en el Golfo de México.

EE UU investiga a BP por uso de información privilegiada
EE UU investiga a BP por uso de información privilegiada

La Comisión del Mercado de Valores estadounidense (SEC) ha abierto una investigación para averiguar si algunos trabajadores de BP sacaron provecho del vertido en el golfo de México vendiendo información privilegiada a los inversores.

Según informa Reuters citando fuentes cercanas a la investigación, unos días tras el derrumbe de la plataforma Deepwater Horizon, algunos empleados de BP habrían negociado con la información sobre las operaciones que iba a realizar la compañía para enfrentarse al accidente. Esa información podría haber ayudado a algunos inversores a esquivar los desplomes en la cotización de BP, vendiendo con antelación la acciones. El título de BP cayó de forma vertical en las semanas tras el accidente del 20 de abril, perdiendo el 53,8% de su valor bursátil.

La misma empresa petrolera reconoció la semana pasada en un comunicado que "la Comisión de Valores y el Departamento de Justicia están realizando investigaciones informales sobre asuntos de valores que han surgido en relación al incidente" de la plataforma en el golfo de México. Ni BP ni la SEC han hecho comentarios al respecto.

Antes del derrumbe de la plataforma, el director ejecutivo de BP, Tony Hayward, vendió acciones de su misma empresa por el valor de 1,4 millones de libras (unos 1.650.000 euros), evitando una grave pérdida bursátil. Paralelamente, algunas gestoras de fondos realizaron ventas de paquetes de acciones de BP por aquellas fechas , como las de los bancos estadounidense Goldman Sachs y Wachovia, que se deshicieron respectivamente del 43% y del 97% de su cartera de títulos de la petrolera, según datos de la SEC.

La SEC investiga además si BP dio al mercado toda la información disponible sobre los riesgos relacionados a sus operaciones petroleras en aguas profundas en el Golfo de México, agregó una de las fuentes. BP, en el informe anual del 2009, mencionó algunos riesgos operativos de sus perforaciones, como potenciales derrames de petróleo. "El fracaso en administrar esos riesgos podría causar heridos o en pérdida de vidas, daños medioambientales, o la caída de la producción y podría resultar en acciones regulatorias, obligaciones legales y daños a nuestra reputación", dijo la compañía en su informe.

La compañía afirmaba que las perforaciones estaban sujetas a "riesgos naturales y otras incertidumbres, incluyendo aquellas relacionadas con las características físicas de un campo de petróleo o gas natural".