Piden una reunión con Blanco

Los controladores esperan un "gesto" de Fomento antes de convocar la huelga

La Unión Sindical de Controladores Aéreos (USCA) esperará un "gesto" del Ministerio de Fomento y de Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA) antes de decidir si convoca finalmente una huelga cuando lo crea "necesario y oportuno", aunque no antes del 16 de agosto, ha señalado hoy su secretario de Comunicación, César Cabo, en una conferencia de prensa.

Cabo ha admitido que una huelga "no gusta a nadie" y ha explicado que la posibilidad de convocarla supone su última baza y se debe tomar como un "aviso" para AENA.

El portavoz de USCA ha hecho hincapié en que el sindicato espera un gesto por parte de AENA y de Fomento, y ha avanzado que "una reunión con el ministro, José Blanco, podría servir para encontrar una solución".

Representantes de AENA y del sindicato continuarán esta tarde las negociaciones sobre el convenio colectivo, según ha indicado a EFE un portavoz de la entidad pública.

Cabo ha precisado que no hay un plazo para decidir las fechas de la posible huelga, aunque ha reiterado que siempre sería a partir del 16 de agosto. Según Cabo, es la Junta Directiva la que debe decidir si convoca una huelga o no, en qué fechas y durante cuántos días.

Previamente, el otro portavoz de USCA, Daniel Zamit, había dicho que el sindicato convocaría la huelga cuando lo considere "necesario y oportuno", tras recibir ayer un "mandato claro" por parte de los trabajadores.

Zamit ha explicado que una huelga es muy arriesgada y que la dirección del sindicato no quiere asumir "riesgos innecesarios". Ayer, los controladores apoyaron con el 98,25% de los votos la convocatoria de una huelga en protesta por el bloqueo de la negociación del convenio colectivo y los últimos decretos aprobados por el Gobierno.

Piden la aplicación del decreto para tener donde "agarrarse"

Sin embargo, los controladores aéreos piden la aplicación del real decreto que regula las jornadas y los descansos porque representa "un marco al que agarrarse" frente a las condiciones de la Ley de tránsito aéreo en vigor, que consideran "mucho peores".

Según señala Zamit, pese a que el decreto es "muy malo", actualmente representa "la panacea" para el colectivo.

Concretamente, esta nueva norma dicta un mínimo de entre cuatro y seis días libres al mes, mientras que bajo la ley vigente algunos controladores trabajan "hasta 28 ó 29 días mensuales".

Unos 27.500 vuelos entre el 16 y el 20 de agosto

Los aeropuertos españoles de la red de AENA prevén registrar más de 27.500 vuelos entre el 16 y el 20 de agosto, fechas entre las que podría recaer la anunciada convocatoria de huelga por parte de los controladores.

Según los datos facilitados por AENA a Europa Press, a fecha de hoy, entre el 16 y el 20 de agosto, se prevé que operan un total de 27.528 vuelos en los 47 aeropuertos que conforman la red, con una oferta total de 4,16 millones de plazas.

Entre estos días, el de mayor tráfico será el viernes, 20 de agosto con un total de 5.679 operaciones previstas y 855.700 asientos disponibles. Entre el lunes 16 y el jueves 19 de agosto, hay programadas un total de 21.849 operaciones, con una oferta de 3,30 millones de plazas.