Los mercados se recuperan

El Ibex acelera su remontada y ya gana un 25% desde junio

El Ibex alcanzó ayer el nivel más alto desde finales de abril, al cerrar en 10.835,4 puntos, gracias a una subida del 3,2%, la más elevada entre los grandes índices bursátiles. La superación de niveles técnicos de resistencia, la buena marcha de los resultados empresariales y el alivio de las tensiones presentes en el sistema financiero han dado a los mercados un sesgo alcista. Desde el mínimo de junio, sube el 25%.

El Ibex acelera su remontada y ya gana un 25% desde junio
El Ibex acelera su remontada y ya gana un 25% desde junio

Ahora, hay que estar dentro del mercado. Pero lo cierto es que el rebote alcista lleva ya un tiempo en marcha y no sabemos hasta cuándo durará", valoraba ayer David Galán, director de renta variable de BolsaGeneral, al calor de la fuerte subida que dejó al Ibex en 10.835,4 puntos. El selectivo abrió decididamente al alza y la fuerza del mercado se aceleró con la apertura positiva de Wall Street, espoleado por los buenos datos de actividad manufacturera y la oleada global de resultados empresariales mejores de lo esperado. Al final, el índice español ganó un 3,2%, con un volumen de negocio aceptable para fechas estivales (más de 2.300 millones de euros) y los analistas técnicos mirando los 11.150 puntos como próxima referencia y los 11.500 como la siguiente.

Salvo Gamesa, que retrocedió un 1,22%, las ganancias abundaron en el mercado. Entre las subidas más abultadas destacan las de Técnicas Reunidas (6,74%), Arcelor Mittal (5,97%), Abengoa (5,18%) e Iberia (5,13%).

El impulso de los grandes valores del índice fue decisivo para el buen desempeño del Ibex. Telefónica, Santander y BBVA sumaron 192 puntos, mientras que la variación neta del índice alcanzó los 335 puntos. El tono positivo fue una corriente generalizada en todas las grandes plazas financieras. Así, el Euro Stoxx mejoró un 2,92%; el Dax de Fráncfort, un 2,34%; el Footsie de Londres, un 2,65%; y el Cac parisino, un 2,99%.

Entre las empresas que ayer obtuvieron buenos resultados destacan HSBC, que duplicó sus beneficios respecto al primer semestre de 2009, y BNP Paribas, que registró una mejoría en los beneficios del 31%. De acuerdo con datos recopilados por Bloomberg, a nivel global un 65% de las empresas han batido las expectativas de resultados del mercado. Los expertos tampoco lanzan las campanas al vuelo. "Hay un cierto comportamiento estacional en el hecho de que las Bolsas hayan iniciado el mes al alza, lo que viene a compensar, además, el mal dato del cierre de julio", expone el analista de Renta 4, Alejandro Varela, que en el rango de 2.900 a 2.950 puntos el primer gran escollo para el Euro Stoxx.

De hecho, en Wall Street, el entusiasmo fue casi similar al de Europa, con avances del 1,99% en el Dow Jones; el 2,2% en el S&P 500 y el 1,8% en el Nasdaq. Nueva York también está viviendo un impulso alcista y los niveles técnicos que hay que vigilar son los 10.805 puntos en el Dow Jones -ayer cerró en 10.674- y los 1.145 en S&P 500, que terminó la sesión en 1.125.

La cautela de Bernanke

El presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, envió ayer un mensaje optimista, aunque lleno de reservas. El máximo responsable de la autoridad monetaria estadounidense dio un discurso en una conferencia de juristas celebrada en Charleston (Carolina del Sur) y allí expresó su convicción de que el consumo "probablemente se recuperará en los próximos trimestres de la modesta tasa que ha experimentado recientemente". Pero a renglón seguido, Bernanke recordó que el número de créditos incobrables sigue siendo muy alto y que "los estándares para la concesión de créditos se mantienen muy duros", informa Ana B. Nieto desde Nueva York.

Bernanke, que urgió a los bancos a que financien los proyectos solventes de las pequeñas empresas, manifestó su preocupación por los elevados precios de la vivienda y por el hecho de que no se está creando empleo a un ritmo suficiente como para contrarrestar los 8,5 millones de puestos de trabajo destruidos a consecuencia de la crisis.

El mercado interpreta la persistente prudencia del presidente de la Fed como un claro indicio de que los tipos de interés permanecerán anclados durante bastante tiempo en la horquilla actual que va del 0% al 0,25%. Históricamente, la Reserva Federal siempre ha esperado a que el empleo se asiente antes de empezar a encarecer el precio del dinero. "El mensaje de la Fed es que va a haber recuperación, pero que va a ser lenta", valora Alberto Pazos, de Omega IGF. Esta dinámica beneficia la cotización del euro, que ayer rompió con holgura el nivel de 1,31 dólares por unidad, aunque tampoco se espera que el BCE vaya a elevar los tipos de interés en la eurozona por encima del 1% actual.

Escalada del petróleo

Uno de los sectores beneficiados por la pujanza del euro fue el de las materias primas, que se negocian internacionalmente en dólares. El precio del crudo superó los 80 dólares por barril por primera vez este verano. El Brent, que es el crudo de referencia en Europa, se apreció más de un 3,5%; es el mayor avance desde finales de mayo. A pesar de la incertidumbre que todavía reina sobre las perspectivas económicas, algunos datos empiezan a apuntalar la recuperación del consumo de crudo. Así, el transporte aéreo de mercancías registra unos volúmenes superiores en un 6% a los niveles previos a la crisis, según los datos publicados por IATA; en el caso del tráfico de pasajeros, la mejoría es del 2%. Los últimos datos de demanda de la OCDE y de China apuntan también a un fuerte crecimiento del consumo en estas dos regiones. Todo ello debería presionar al alza la cotización del crudo.

El Ibex ha subido un 25% desde los mínimos que marcó en junio pasado y ahora está ya en los niveles más altos en más de tres meses, pero no es la primera vez en el año que cunde una suerte de euforia en los mercados para luego darse la vuelta de forma vertiginosa. La falta de profundidad que caracteriza a los mercados bursátiles en verano, especialmente en agosto, hace que el periodo estival sea propenso a padecer fuertes oscilaciones.

La Bolsa negocia en julio un 3% más que en 2009

El parqué español ha visto cómo el montante negociado en el mes de julio ascendía hasta los 98.310 millones de euros, un 3% más que en el mismo mes del año anterior. El dato contribuye a la trayectoria al alza del primer semestre del año, con lo que en los primeros siete meses de 2010 la Bolsa ha registrado un volumen efectivo de 626.243 millones de euros, un 21,2% más que en el mismo periodo de 2009, según los datos publicados ayer por Bolsas y Mercados Españoles (BME).

En cuanto a la cantidad de operaciones efectuadas en este plazo, la cifra supera en un 34% a los resultados de 2009, con un total de 24 millones de operaciones. De éstas, 3,1 millones correspondieron al mes de julio, lo que supone un incremento interanual del 11%. Por el contrario, la cuantía negociada en el segmento de fondos cotizados descendió un 23% durante el mes pasado, situándose en los 286 millones de euros.

En el mercado de renta fija, por su parte, el volumen de negociación se disparó un 167,7% en la plataforma electrónica de Deuda Pública, que registró un movimiento de 25.481 millones de euros. Un enorme repunte que se produjo tras la explosión del diferencial entre el bono español y el alemán a 10 años, que alcanzó en junio los 221 puntos de distancia, su cifra más alta registrada desde 1998.

Paralelamente, la negociación de deuda corporativa presentó una caída del 16,1%, con 242.583 millones de euros. Pese a ello, julio ha sido el mes del año con mayor volumen de negocio en este área.

Por último, atendiendo al mercado de futuros, sobre el Ibex 35 se produjeron 504.993 contratos en el mes, lo que incrementa ligeramente, un 4,4%, las operaciones llevadas a cabo en julio del pasado año.

Las perspectivas de los analistas

David Galán. BolsaGeneral

"Hay que estar dentro. A corto plazo, el Ibex ha roto un canal bajista y está clarísimamente alcista. Hay muchos valores importantes en la Bolsa que tienen estructuras alcistas en estos momentos. El rebote debería tener continuidad, pero para que se consolide en el medio plazo, el nivel que tendría que superar es los 11.566 puntos".

A. Varela. Renta4

"Agosto será bueno, sobre todo las primeras semanas. El Ibex atacará este mes la zona de los 11.500. Luego es probable que el mercado trate de consolidarse en torno a esta resistencia. Hasta entonces puede que siga el rally de julio. El mes comienza bien, apoyado en el hecho de que haya un poco menos de volumen y de que los gestores están de vacaciones.

Luis Benguerel. Interbrokers

"Hay poco volumen. Estamos en verano y el mercado es más fácil de mover. Por eso, la subida no me convence de momento. A corto plazo, la Bolsa sigue siendo alcista, claro, pero hay que esperar a ver qué pasa hasta que el Ibex llegue a rangos de 11.150 puntos, hasta ahí nada. Por ahora, la clave sigue siendo que hay poco dinero y el mercado se mueve más fácilmente."

M. de Alierta. MG Valores

"Es un buen momento para invertir en Bolsa, dada la relación entre rentabilidad y riesgo. No me extrañaría que el Ibex haga una lenta búsqueda de los máximos del año, pero no será en vertical. El mercado sigue teniendo miedo a la desaceleración en el segundo trimestre. En algún momento de la semana habrá calma e incluso recogida de beneficios.

La moneda comunitaria. El euro acompaña las subidas y roza los 1,32 dólares

La tónica general de incrementos que experimentaron los principales mercados europeos estuvo acompañada también por el fuerte tirón de la moneda comunitaria que llegó a subir cerca de un 1% hasta rozar los 1,32 dólares. La divisa consolidó la cota de los 1,3 dólares, que mantiene desde el pasado jueves, y se instala en el entorno del 1,31 recuperando un valor que perdió el pasado 3 de mayo. Desde aquella fecha, el euro fue perdiendo fuerza hasta situarse en los 1,19 dólares, una cifra alejada del dólar y medio que se llegó a pagar durante el pasado noviembre.

Deuda pública. El diferencial con el bono alemán cae hasta los 146 puntos

El mercado de la deuda pública volvió a registrar ayer buenas noticias para las emisiones soberanas de España. Tras alternar descensos escalonados con leves subidas durante los últimos días, la prima de riesgo entre España y Alemania cayó de nuevo ayer hasta los 146 puntos desde los 153 con que cerró el viernes. La rentabilidad del bono español se instaló en el 4,159% frente al 2,698% de interés de la emisión germana a 10 años. El diferencial entre ambos bonos ya se redujo por debajo de esta cifra la pasada semana, pero el dato resulta positivo frente a los 121 puntos que alcanzó en junio.

Wall Street. La actividad industrial anima al alza los mercados de EE UU

El aumento del gasto en construcción (+0,1%) y el avance de la manufactura animaron ayer el mercado estadounidense, algo deprimido el viernes tras conocerse que el PIB creció un 2,4%, dos décimas por debajo de lo previsto. Así, todos los índices lograron situarse ayer en positivo en el conjunto del año y el S&P 500 consiguió romper su media móvil de 200 sesiones (obtuvo mejor resultado que la media de las 200 jornadas anteriores). Es todo un indicio alcista, pero los analistas lo relativizan, pese a destacar lo positivo que resulta, dado que el índice lleva semanas coqueteando con esta frontera.