Los test de estrés, a examen en la Bolsa

Es hora de que hable el mercado

Tanto el resultado obtenido en las pruebas de resistencia por Santander como el de BBVA recibieron el visto bueno de Wall Street el mismo viernes, recién publicados los test de estrés. El banco presidido por Botín subía un 2,55%, mientras el dirigido por González registraba un alza del 1,51%. El lunes, con la apertura de las plazas europeas, serán el resto de las entidades y la deuda soberana de los países las que pasen el examen del mercado.

A juzgar por las opiniones de los analistas, las pruebas de resistencia tendrán más efectos positivos que perjuicios posibles.

El casi centenar de expertos financieros y representantes de los bancos comerciales y de inversión reunidos ayer con el director general adjunto de Supervisión del Banco de España, Fernando Vargas, y con el responsable de Estabilidad Financiera también de la entidad, Daniel Pérez-Cid, coincidieron en resaltar el ejercicio de transparencia que han realizado los bancos y las cajas españoles.

Y ése es, precisamente, el rasgo que más valorarán los inversores: la transparencia. El esfuerzo y la claridad de la que han hecho gala los bancos será apreciada por los mercados, según argumentan los expertos.

El test ha sido "duro, creíble y transparente", subraya Enrique Martín, socio responsable de Banca de Analistas Financieros Internacionales (AFI), quien añade que ha salido bien, "aunque tengamos cinco suspensos".

Cuatro cajas españolas -sin contar Cajasur- no alcanzaron el ratio de solvencia mínimo exigido -el 6% de Tier 1-. Sin embargo, el apoyo público que necesitarían no alcanza el 1,5% del PIB, muy inferior al capital inyectado en los bancos de otros países.

Además, hay que tener en cuenta que los criterios que contituyen el peor escenario -sobre el que se han elaborado las pruebas- son mucho más exhaustivos para España que para otros países. Martín aclara que ello se debe a que sobre este país había más dudas.

Así pues, la principal conclusión que se desprende del testimonio de los analistas es que España ha demostrado su solvencia y el sistema financiero es capaz de soportar las peores condiciones de estrés. Los expertos están convencidos de que los mercados agradecerán toda esta información.