El consejo volverá a reunirse hoy

PT tensa hasta el último momento la negociación con Telefónica por Vivo

No fue una reunión larga. El consejo de Portugal Telecom empezó ayer a las doce y a las cuatro de la tarde se decidió seguir hoy. La teleco está decidida a mantener la tensión hasta el último momento, ya que Telefónica ha dejado claro que el plazo máximo para aceptar su oferta por Vivo concluye esta medianoche. PT va a apurarlo.

PT tensa hasta el último momento la negociación con Telefónica por Vivo
PT tensa hasta el último momento la negociación con Telefónica por Vivo

Portugal Telecom está consiguiendo mantener a Telefónica y a la Bolsa en un máximo de incertidumbre. La reunión del consejo de la operadora portuguesa de ayer comenzó puntual a las doce de la mañana, hora española, y noventa minutos después las acciones de PT se dispararon un 5% en Bolsa, alentadas por un supuesto acuerdo con Telefónica para la venta de Vivo que ya tendría el visto bueno del Gobierno portugués.

Pero Portugal Telecom dio por finalizado el consejo a las cuatro de la tarde sin haber tomado decisión alguna y con el anuncio de que el órgano de administración volvería a reunirse hoy. Las acciones redujeron su escalada ante esta noticia, aunque siguieron al alza y cerraron con una revalorización del 3,11%, la mayor desde hace más de un mes.

Según fuentes cercanas a la operación, el consejo de Portugal Telecom tiene dos tipos de papeles encima de la mesa. Por un lado, están los informes jurídicos relativos al veto de su Gobierno a la decisión de la junta de la operadora lusa del pasado 30 de junio, cuando invalidó la venta de Vivo a Telefónica, pese a que contaba con el respaldo de la mayoría de los accionistas.

TELEFÓNICA 6,73 0,49%

El debate que mantiene Portugal Telecom se centra en sus estatutos y, en concreto, en si el artículo 15 permite usar la golden share para vetar un tema como la venta de Vivo. El consejo de la operadora siempre mantuvo que no era materia de acción de oro y ahora dispone de análisis jurídicos para verificarlo.

El segundo tema de la reunión era valorar los avances que se han conseguido en la negociación con Telefónica sobre la venta de Vivo. La española mantiene que la oferta válida es la que aprobaron los accionistas en la junta del último día de junio. El precio ofrecido eran 7.150 millones de euros por el 29,7% que tiene la operadora portuguesa en la compañía brasileña de móviles Vivo, con tres opciones de desinversión: una venta total de la participación, una escalonada en tres años y la última, en la que PT cede un tercio de su capital y puede quedarse con el resto.

En todas las opciones, Portugal Telecom pierde cualquier tipo de capacidad de gestión en Vivo, algo que la portuguesa no ve con buenos ojos. Por eso, una de sus reclamaciones ha ido por esa vía: conservar uno cierto control sobre su participada, ya sea a través de puestos en el consejo o de otras alternativas. No se trata tanto de conseguir más dinero, como de contar con un proyecto industrial y no financiero. Telefónica es bastante reacia a dejar a PT algo que no sea un control testimonial y de ahí la tardanza en llegar a un acuerdo.

En todo caso, el Gobierno portugués tiene la última palabra. El mensaje que lanzó ayer, poco antes de que el consejo de PT se diera por terminado, fue un claro indicativo de que no tiene prisa por zanjar la batalla. El Ejecutivo de Portugal esperará "tranquilamente" al desenlace de las negociaciones entre Telefónica y Portugal Telecom, aseguró el ministro de Obras Públicas, António Mendoça. Esta afirmación contrasta con la de Telefónica, que urge a Portugal Telecom a que tenga una contestación sobre su oferta antes de la medianoche de hoy, el plazo estipulado de validez de su última oferta.

O2 saca partido de la compra de Jajah

Telefónica ha tardado seis meses en lanzar el primer producto fruto de la compra de la compañía de voz por internet Jajah, pero ayer finalmente lo puso en el mercado. Lo ha hecho a través de su filial O2 en Alemania, que será el primer país donde los clientes se beneficiarán de poder hacer llamadas a través de internet a muy bajo coste.

Se trata del primero de una serie de productos desarrollados por Jajah. Su nombre es O2 Global Friends y permite hacer conexiones internacionales marcando un número local. Los clientes pueden elegir cinco personas que vivan fuera de Alemania y recibirán un número local para cada una de ellas, a la que podrán llamar en cualquier momento. Para activar el servicio hay que pagar cinco euros y a partir de ahí las llamadas internacionales cuestan 15 céntimos por minuto.

Una de las principales ventajas del servicio de Jajah y que Telefónica ha asumido es que no se requiere ninguna descarga de software, aparatos especiales o instalaciones complejas. La comunicación se hace desde el móvil del cliente al teléfono que tenga la persona llamada. Esta es una de las razones que llevó a Telefónica a comprar Jajah, ya que los clientes potenciales son muchos más que con otras tecnologías.