Retendrá el 1% de su participación

Mutua decide abandonar Sacyr tras cuatro años por la tensión contable

Harta del lastre que le representaba, Mutua Madrileña anunció ayer la venta de buena parte de su participación del 5% en Sacyr Vallehermoso. La aseguradora ha decidido traspasar un 4% del capital de la constructora. Retendrá el 1% restante.

El grupo que preside Ignacio Garralda ha encomendado a Goldman Sachs la colocación de 12,2 millones de acciones de Sacyr. Según señaló en un comunicado remitido a la CNMV a cierre de mercado, los títulos "se destinan en exclusiva a inversores cualificados residentes en España y a inversores institucionales o cualificados en el extranjero". La operación se realizará de forma acelerada y estará concluida hoy mismo. Al tratarse de una venta por bloques, los efectos sobre la cotización serán mínimos.

El precio final se comunicará "una vez determinado el periodo de prospección de la demanda", pero a fecha de ayer Sacyr cotizaba a 4,42 euros por acción. Mutua pagó 450 millones de euros por su participación en septiembre de 2006. Es decir, unos 32 euros por título.

SACYR 1,39 2,21%

Sin embargo, la compañía ha anotado las minusvalías que le ha reportado esta inversión de forma escalonada. Al cierre de 2008, optó por anotar Sacyr como empresa asociada. Esto le permitió en su día apuntar unas pérdidas de 65,3 millones en lugar de las minusvalías latentes de 404 millones que reportaba por aquellas fechas el valor.

Desde entonces la evolución de la constructora se anota en la cuenta de pérdidas y ganancias de Mutua, lo que ha llevado a Garralda a definir Sacyr como una fuente de "estrés contable".

La referencia de partida pasó a ser el cierre de final de 2008: 6,37 euros por título. Al acabar de 2009, el valor llegó a ocho euros, por lo que reportó una plusvalía de 24,9 millones al grupo. Pero la acción está ahora lejos de esa cantidad, lo que conlleva pérdidas por 43,7 millones.

Sacyr rehusó hacer comentarios sobre la operación, aunque fuentes próximas a la compañía que preside Luis del Rivero señalan que ésta se daba por descontada. Mutua indicó en 2009 que abandonaría la constructora cuando se recuperase algo su valor. En el último año, Sacyr ha oscilado entre 3,71 y 13,95 euros.

Su paso por la Bolsa aún es positivo

Mutua Madrileña ha sido uno de los inversores institucionales más activos del Ibex 35 en los últimos años. Bajo la presidencia de José María Ramírez Pomatta (junio 2002- enero 2008), entró en el capital de Banco Popular (3,8%), ACS (3%), Colonial (10%) y Santander (1,17%). Legado de esos años también son su 2% en Repsol y el 5% de Sacyr. A pesar del reciente revés de la venta de Sacyr, la entidad acumula plusvalías por 562,1 millones de euros fruto de su operaciones bursátiles. Sólo la de Santander reportó 420,7 millones de ganancias.