La compañía confirma su traslado tras ser desahuciada

La plantilla presiona a Marsans con una demanda para cobrar

El sindicato UGT presentó al mediodía de ayer una demanda contra Viajes Marsans ante la Inspección de Trabajo por el impago de los salarios de junio. Los de mayo se cobraron gracias a los ingresos generados por los pagos diferidos de algunos de sus clientes.

Los abogados del sindicato mayoritario entre la plantilla del grupo Marsans presentaron ayer una demanda contra la compañía por el impago de los salarios. Los más de 2.000 empleados de la división de viajes (que incluye Marsans, Crisol, Tiempo Libre o Ruraltours, entre otras) siguen sin percibir su retribución correspondiente al mes de junio y han optado por la vía judicial para presionar a Posibilitum, la sociedad especializada en quiebras y reestructuraciones que compró la compañía el 10 de junio.

Fuentes sindicales confirmaron ayer la presentación de la denuncia y aseguraron desconocer el recorrido que puede tener en los juzgados. Los trabajadores han reabierto la vía de las movilizaciones y planean celebrar una huelga de cuatro horas el próximo 15 de julio, que incluirá una protesta ante la sede de la patronal CEOE en Madrid. Su presidente, Gerardo Díaz Ferrán, y su socio Gonzalo Pascual vendieron Marsans a Posibilitum. Los nuevos dueños quieren aplicar un expediente de regulación de empleo (ERE) de entre el 60% y el 70% de los algo más de 2.000 empleados de Viajes Marsans

Por otro lado, Posibilitum confirmó ayer que el Juzgado de Primera Instancia número 82 de Madrid ha ordenado el desahucio de Marsans de su sede en la capital, el edificio Pórtico. Además, la compañía ha sido condenada a pagar 6,8 millones de euros al fondo alemán Union Investment, propietario del inmueble, en concepto de rentas atrasadas. Como publicó CincoDías el 28 de junio, Marsans decidió solicitar el concurso para Parque Pórtico, la filial propietaria del edificio. El objetivo era protegerse ante el impago de los 700.000 euros de renta mensual y evitar la ejecución de garantías por parte de Union Investment.

Posibilitum confirmó ayer que conocía la sentencia y que no podrá pagar hasta que, en el marco del proceso concursal, se establezca un plan de pagos a los acreedores. La Ley Concursal impide a una sociedad en concurso realizar liquidaciones selectivas a acreedores al margen del plan de pagos.

Posible traslado al número 41 de Serrano

Marsans vendió el edificio Pórtico por 120 millones de euros a finales de 2008 a Union Investment en una operación de sale & lease back para quedarse como inquilino en el inmueble. Entonces ya empezaban a aflorar los problemas de liquidez en el grupo del que eran propietarios Gerardo Pascual y Gonzalo Díaz Ferrán. Les acababan de expropiar Aerolíneas Argentinas. La sentencia obliga a dejar el edificio antes del 19 de noviembre. Posibilitum confirmó ayer que la sentencia de desahucio viene ya cuando Marsans tiene decidido su traslado, probablemente a finales de verano, y el lugar al que llevará sus oficinas centrales. Fuentes consultadas explican que la sede se trasladaría al número 41 de la calle Serrano de Madrid, donde cabría la décima parte de la plantilla actual. Ya han visitado el lugar técnicos informáticos para comprobar su idoneidad.