Los peajes de alta tensión no subirán

La industria consigue que el Gobierno le congele la tarifa eléctrica en julio

La tarifa de acceso que se aplica a las grandes empresas industriales no experimentará, en horas valle, ninguna subida en julio. Así lo ha decidido el Ministerio de Industria tras las insistentes peticiones que 12 patronales sectoriales han dirigido al Gobierno.

El Ministerio de Industria ha propuesto una subida de las tarifas de acceso a las redes (o peajes) a partir de julio de un 10% para los clientes domésticos (en baja tensión). Sin embargo, la gran sorpresa de la revisión tarifaria remitida a la Comisión Nacional de la Energía (CNE) para su dictamen es que la tarifa de acceso en alta tensión que pagan las grandes empresas industriales será congelada, caso de los consumos en horas valle, y subirán sólo un 5% para las horas punta.

En este grupo se integran las grandes empresas industriales, que han reclamado en distintos ámbitos del Gobierno, que éste ponga coto a una tarifa que, según sus cálculos, ha subido un 100% en los dos últimos años. En un proceso que terminó en julio del año pasado, las empresas fueron expulsadas del sistema tarifario (salvo los citados peajes), por lo que deben comprar energía en el mercado libre.

Aunque la industria se habría podido beneficiar de la bajada de los precios de la energía en el último año, el margenen la facturafinal sehadiluido por las fuertes subidas de las tarifas de acceso, que soportan el coste, entre otros, de las primas de las energías renovables (6.200 millones de euros el año pasado sobre unos costes totales de 16.000 millones).

Las empresas han denunciado que los peajes le han subido un 100% en dos años

A través de una especie de plataforma creada ad hoc, una docena de patronales de distintos sectores industriales (cemento, automóvil, papel, química, azulejos o cogeneración, entre otros) han pedido en Industria, Economía y Moncloa un freno a la tarifa.

De hecho, el titular de Industria, Miguel Sebastián, aceptó hace varias semanas mantener una reunión con los representantes de esta plataforma que, aunque se ha pospuesto dos veces (ahora se ha fijado para el día 14), han logrado su propósito. Fuentes empresariales consideran que la congelación del peaje en julio "es una señal positiva".

La reunión con el ministro, que se suma a la que han mantenido con el secretario de Estado de Energía, PedroMarín, se ha enmarcado en el proceso de negociación para recortar las primas de las energías renovables, con el propósito de presionar.

Estas patronales no descartan que sus reivindicaciones hayan sido usadas por Industria para presionar a las empresas de renovables en este proceso de negociación. Sin embargo, advierten que no están en contra de estas energías, si no de que empresas que actúan en libre competencia tengan que subvencionar vía factura eléctrica las primas de las renovables.

Cambio de operador

La presidenta de la CNE, Maite Costa, que intervino ayer en el Executive Fórum, no quiso hacer ningún comentario sobre la nueva propuesta tarifaria remitida por Industria al organismo regulador que preside, informa Europa Press. Costa animó a los usuarios a cambiar cada año de comercializadora eléctrica para beneficiarse así de las ventajas que éstas ofrecen el primer año para captar clientes y explicó que, por ahora, los consumidores, tanto los que tienen derecho a tarifa (TUR) como los que acuden al mercado libre, no están cambiando de comercializadora. Las ofertas se basan en "el coste de transacción que tiene el consumidor por el cambio", por lo que sólo le ofrecen "grandes rebajas" el primer año.

En su opinión, si la TUR se mantiene más barata que los precios del mercado libre, éste nunca va a funcionar. Maite Costa animó también a las empresas eléctricas a emprender "buenas prácticas comercializadoras" y elogió la decisión de HC Energía (Hidrocantábrico) de aliarse con "la red comercialmás importante de España", como es la de El Corte Inglés, a través de su filial Telecor, para contratar servicios de electricidad, noticia que adelantó CincoDías el pasado lunes.

Una propuesta en papel mojado

La propuesta de revisión de las tarifas de acceso a las redes elaborada por Industria hace recaer el grueso de la subida sobre los consumidores domésticos. Sin embargo, la decisión será papel mojado si el coste de la tarifa de la energía (TUR) que pagan los domésticos se dispara. Dicho precio se fijará en la subasta Cesur del día 23 a la que acudirán las comercializadoras. Las cosas pintan mal para los consumidores teniendo en cuenta la fuerte subida de los precios del mercado mayorista registrada en los últimos días (ayer cerró a 43 euros MW, frente a los 30 euros de diciembre) y que el de la puja, vista la experiencia, será superior.

Para evitar un alza políticamente incorrecto, el Gobierno deberá rebajar sus pretensiones respecto a los peajes y enjugar un coste con el otro. De ahí la imposibilidad de conocer de antemano cual será la subida. Además, en el resultado influirá directamente el recorte de las primas de las renovables (que son financiadas en la tarifa de acceso) que finalmente se atreva a aprobar el Gobierno.