El Gobierno tendrá contactos parlamentarios

Zapatero confía en CiU y PNV para aprobar la reforma laboral

Si mañana se certifica el fracaso del diálogo social sobre la reforma laboral, el Gobierno abrirá una ronda de contactos con los grupos parlamentarios para que la iniciativa prospere en el Parlamento. José Luis Rodríguez Zapatero vuelve a depositar sus esperanzas en CiU, PNV y Coalición Canaria.

Zapatero confía en CiU y PNV para aprobar la reforma laboral
Zapatero confía en CiU y PNV para aprobar la reforma laboral

Pese a todas las estratagemas puestas en marcha en los últimos días, a través de filtraciones, para que sindicatos y empresarios acerquen posturas, las posibilidades de que mañana certifiquen el fracaso en su objetivo de conseguir una reforma laboral pactada, es alto. Tanto es así, que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ya ha iniciado contactos con Convergencia i Unió para pulsar qué posibilidades tiene en el Congreso de sacar la reforma adelante con su apoyo, al que presumiblemente se sumaría el del PNV y el de Coalición Canaria.

El presidente ha encontrado buenas palabras en el portavoz de CiU, Josep Antoni Durán i Lleida, aunque es consciente de las dificultades que éste encontrará en la coalición nacionalista para avalar al Gobierno en este trance después de haber sido también la fuerza política que permitió sacar adelante el polémico plan de ajuste contra el que hoy protestarán, en forma de paro general, los funcionarios públicos.

Este contraste de pareceres en CiU se evidenció ayer en las declaraciones que hicieron dos de sus portavoces. Durán puso al Gobierno dos condiciones para apoyar la reforma laboral: que no sea un mero maquillaje y, por tanto, recoja buena parte de las reivindicaciones empresariales y, en segundo lugar, que se cuente con CiU desde el principio, como de hecho ya se está haciendo, y no se le presente un decreto cerrado, como pasó con el plan de ajuste. Sin embargo, el secretario general adjunto de Convergencia Democrática y diputado autonómico de CiU, Felip Puig, anticipó que la coalición no dará un "cheque en blanco" al Gobierno y consideró "urgente" el "relevo" de Zapatero como presidente.

La postura del PP sobre la reforma laboral no está aun perfilada, pero fuentes del partido explican que no habrá margen para darle la espalda si es fruto del consenso entre empresarios y sindicatos y, por el contrario, sí que lo habrá si es producto de la iniciativa unilateral del Gobierno.

Los nacionalistas piden menos costes para pymes

Los nacionalistas catalanes e Izquierda Unida tomarán hoy la temperatura al resto de los grupos políticos sobre la reforma laboral al someter a debate en el Congreso sendas mociones cuyo contenido va mucho más allá de los planteamientos iniciales del Gobierno.

Convergencia i Unió plantea en su iniciativa que se bonifiquen durante dos años las cotizaciones a la Seguridad Social para aquellas pequeñas y medianas empresas que creen empleo, además de otras medidas que sí estarían en la agenda del Ejecutivo como la incorporación del llamado modelo alemán de reducción de jornada o la apertura de la intermediación laboral a un modelo de contratación que hoy se canaliza casi en exclusiva a través del Inem.

IU exige en su moción que el Gobierno no legisle de forma unilateral a espaldas de los sindicatos.