Índice PMI

El sector manufacturero español frena su recuperación en mayo

El sector manufacturero español frenó su recuperación en mayo, según el índice PMI, que se situó en 51,5 puntos frente a los 53,3 de abril. Este retroceso se debe a las dificultades del consumo, lastrado por el alto desempleo, según Markit.

"El freno del sector manufacturero en mayo refleja la considerable fragilidad de la economía española. Muestra, además, que se desvanece la posibilidad de una rápida recuperación este año", dice Andrew Harker, economista de Markit. Agregó que el plan de ajuste del Gobierno anunciado en mayo "habría afectado la confianza del consumidor".

Pese al retroceso experimentado en mayo, el índice se mantiene por encima del umbral de 50, nivel que separa la contracción del crecimiento.

Tras el considerable aumento de abril, el incremento de la producción fue sólo modesto en mayo. Aunque los nuevos pedidos hicieron crecer el nivel producción, algunas empresas atendieron la demanda a través de sus stocks.

Tanto el conjunto de los nuevos pedidos como las nuevas órdenes sólo para exportaciones atenuaron su crecimiento el mes pasado. Cuando se registró una subida de éstos últimos se vinculó principalmente al incremento de la demanda de Estados Unidos y de los países emergentes.

El nivel de empleo continuó cayendo mientras los pedidos pendientes de realización subieron ligeramente. Aunque los nuevos pedidos hicieron que algunas empresas registraran una acumulación, otras se dedicaron a completar los trabajos atrasados.

La inflación de los precios pagados continúo siendo considerable en mayo porque el precio de una gran variedad de materias primas aumentó, incluyendo metales, plásticos y costes relacionados con el petróleo.

La debilidad del euro frente al dólar hizo que el precio de las importaciones fuese mayor. Mientras, los precios de venta aumentaron por primera vez en veinte meses, aunque lo hicieron levemente.