Por la desconfianza sobre sus finanzas

El PIB español caerá un 0,2% en 2010 y sólo se recuperará un 0,9% en 2011, según la OCDE

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) calcula que el producto interior bruto (PIB) de España caerá el 0,2% este año, mientras que en 2011 tendrá un crecimiento del 0,9%. El retroceso de 2010 es una décima menos que el que la propia OCDE había calculado en noviembre.

Las cifras de España se quedan por debajo de las del conjunto de la zona euro revisadas al alza por la OCDE que ha dejado el aumento esperado del PIB en el 1,2% para 2010 y en el 1,8% en 2011. Las previsiones que maneja el Gobierno español, a falta de la modificación del cuadro macroeconómico en el que trabaja, indican que la economía se contraerá este ejercicio el 0,3%, mientras que para 2011 reflejan un crecimiento de 1,3 puntos.

Las cifras de España se quedan por debajo de las del conjunto de la zona euro revisadas al alza por la OCDE que ha dejado el aumento esperado del PIB en el 1,2% para 2010 y en el 1,8% en 2011. La diferencia es todavía más significativa con la OCDE como conjunto, donde los incrementos previstos son del 2,7% y del 2,8% respectivamente gracias sobre todo a que Estados Unidos y Japón están aprovechando mejor que Europa el tirón de las grandes economías emergentes del continente asiático.

La OCDE insiste en que el plan diseñado por el Ejecutivo español para reducir el déficit al 7% en 2011 "tiene que ser implementado", pero también que los deberes no se acaban ahí, sino que "también es necesaria la reforma de las pensiones para que las finanzas públicas tengan una base sostenible" y que igualmente hace falta una reforma del mercado laboral "con una amplia base" para reducir el desempleo.

Y es que España no sólo es, con diferencia, el país con la mayor tasa de paro de los 30 miembros sino que además va a aumentar del 18% de media en 2009 al 19,1% este año (dos décimas menos de lo que calculaba en noviembre) antes de bajar en 2011 (18,2% de media).

Europa se coloca en el furgón de cola de la OCDE

Los signos de recuperación económica son más favorables que a finales de 2009, aunque Europa se queda en el furgón de cola de la OCDE por la desconfianza sobre sus finanzas públicas y porque no aprovecha, como EEUU y Japón, el tirón de los países emergentes.

Este es el diagnóstico de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), que en su informe semestral de perspectivas publicado hoy advierte de que los riesgos que pesan sobre la recuperación global son ahora más elevados que en noviembre, debido a la magnitud de los flujos de capitales en los mercados emergentes y a la inestabilidad de los mercados de deuda.

Según ese pronóstico, la OCDE aumentará su Producto Interior Bruto (PIB) un 2,7% este año, ocho décimas más de lo augurado en noviembre, y en 2011 la progresión será del 2,8%, en un contexto de expansión mundial del 4,75% durante este ejercicio y el próximo.