El plan de ajuste, a debate

El PP decidirá el jueves si se abstiene o rechaza las nuevas medidas de ahorro

El Partido Popular (PP) aún no sabe si se abstendrá o votará en contra del nuevo real decreto-ley que incluye las nuevas medidas de ahorro del Gobierno, como la congelación de las pensiones o el recorte del sueldo de los funcionarios. Así lo aseguró ayer la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, que afirmó que será el jueves, el mismo día del debate en el Congreso, cuando el PP decidirá el sentido de su voto. No obstante, el portavoz económico del PP, Cristóbal Montoro, se decanta por el rechazo.

La única certeza es que el partido de Mariano Rajoy no apoyará la nueva política de austeridad del Gobierno. Si bien el debate está previsto que se celebre el jueves, la decisión final depende de la Junta de Portavoces. En el caso de que uno sólo de los grupos parlamentarios se oponga, la convalidación del decreto se pospondría a mediados de junio.

En cualquier caso, el PP ya ha mostrado su conformidad a celebrar el debate el próximo jueves. Aun así, reclamará tramitar el decreto-ley como proyecto legislativo, lo que retrasaría la convalidación y permitiría presentar enmiendas.

De Cospedal defendió que su partido es contrario a que se "produzca una congelación de las pensiones" y a un "recorte drástico" del sueldo de los funcionarios. Sin embargo, comunidades autónomas como la de Madrid, gobernada por el PP, ha reclamado con insistencia en los últimos meses un recorte del gasto de personal. De Cospedal también criticó que la memoria económica del decreto no fuera más "prolija ni exhaustiva".

En principio, sólo Coalición Canaria (CC) se muestra abierta a apoyar el decreto-ley. La probable abstención de CiU y PNV permitirá al Gobierno sacar adelante las medidas de austeridad.

Huelga en Euskadi

Los sindicatos nacionalista ELA, LAB, STEE-EILAS y ESK han convocado para hoy una huelga para protestar contra el recorte de los salarios de los funcionarios. Cerca de 100.000 trabajadores de las distintas administraciones están llamados a la huelga.