Abarca toda la obra pública

Blanco dice que la disminución de la inversión afectará a todas las CC AA

El ministro de Fomento, José Blanco, dijo hoy en el Congreso que la disminución de la inversión "va a afectar a todas las comunidades autónomas y a toda la obra pública", en respuesta a una pregunta del diputado del PNV, José Ramón Beloki.

El exministro de Fomento, José Blanco.
El exministro de Fomento, José Blanco.

"Los ciudadanos no entenderían que les llamáramos a apretarse el cinturón y no apretáramos también el cinturón a la hora de diseñar y planificar la obra publica en nuestro país", declaró el titular de Fomento. Blanco insistió en que "no lo entenderían los funcionarios que van a sufrir las consecuencias del ajuste de la crisis".

No obstante, el ministro destacó que mantendrá la inversión productiva en el grado que se pueda para mantener la actividad económica y que para ello ha diseñado un plan extraordinario de infraestructuras.

El ministro avanzó que expondrá en la comparecencia extraordinaria de esta tarde las "nuevas vías para financiar la infraestructura" y explicó que el objetivo es mantener en la medida de lo posible la inversión "con criterios de eficiencia, sostenibilidad y cohesión territorial".

Admite que el Gobierno tardó en tomar las medidas

Blanco agregó que el Gobierno ha tenido que tomar medidas y ha tardado en hacerlo "porque no nos gustaban", como rebajar el sueldo de funcionarios, pero lo hizo por "responsabilidad". Así respondió a la pregunta del diputado del PP Alfonso Alonso sobre si mantiene su afirmación de "dejaré de hacer un kilómetro de autovía para que un jubilado cobre su pensión".

Blanco pidió al partido de la oposición que tenga "responsabilidad", porque no es el momento de hacer populismo ni demagogia. Afirmó que el Ejecutivo no tiene proyecto que ofrecer sino "variedades" y que los ciudadanos no tienen "ni carretera ni pensiones, solo la cuneta en la que han dejado tirados a millones de españoles".

El ministro dijo que ahora es cuando se da el mayor gasto social de la historia de España y subrayó que los pensionistas van a mantener poder adquisitivo, al tiempo que recordó que no fue él quien dijo que "lo que no puede hacer un presidente de Gobierno es subir las pensiones con menos afiliados a la Seguridad Social", sino que fue la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal.

Alonso afirmó que el decreto que aprobará mañana el Gobierno con sus medidas afectará a los que tienen "menos" y reprochó a Blanco que si hubieran hecho caso al PP "se hubieran ahorrado muchos sacrificios", por lo que le pidió no eludir su responsabilidad.

Pidió responsabilidad al PP

El ministro de Fomento contrastó datos de los ocho años de Gobierno del PP, cuando las pensiones mínimas subieron el 4,5%, mientras que con el socialista lo han hecho el 24% en 6 años, en tanto que la ayuda a la dependencia era "cero" y ahora se han invertido 5.200 millones para atender a más de 500.000 dependientes.

Por ello, pidió al PP responsabilidad y que apoyen las medidas del Gobierno y así "hacer lo mismo que hacen sus homólogos de Europa". Blanco también respondió a la pregunta de la diputada popular Teófila Martínez sobre si mantiene su afirmación de que "ahora es cuando los trabajadores y pensionistas necesitan más apoyo del Estado".

El ministro dijo que "lo sigo afirmando" y que por eso pide a las comunidades autónomas donde gobierna el PP que hagan lo mismo que el Gobierno, que aumentó las ayudas al empleo en un 7,6% mientras que en las comunidades que lideran la destrucción de empleo, como la de Murcia o Madrid, se redujeron.

La diputada popular calificó al Gobierno de haber sido antes egoísta, insolidario, irresponsable y cobarde y de ser "cínico" ahora por decir que no les gustan las medidas que van a tomar, pero que están obligados a hacerlo.

Blanco respondió que "no se puede predicar austeridad y estar usted al frente de uno de los ayuntamientos mas endeudados de España". El ministro acusó al PP de representar una "paradoja" y de "hipócrita", por defender con "la furia del converso" unas pensiones que no subió "como debían", unos sueldos de los funcionarios que congeló cuando las hipotecas estaban "imposibles" y una ley de dependencia que no hizo cuya aplicación boicoteó.