Las medidas de ajuste, a debate

El Eurogrupo exige a España reformas que mejoren su competitividad

El Eurogrupo calificó ayer de "ambicioso" y "valiente" el ajuste fiscal anunciado por España, pero exigió también reformas estructurales que mejoren la competitividad del país y garanticen el saneamiento de las finanzas públicas a largo plazo.

España se convirtió ayer, por mor de sus dificultades presupuestaria y macroeconómicas, en la principal protagonista de la reunión de ministros de Economía de la zona Euro (Eurogrupo).

La vicepresidenta del Gobierno, Elena Salgado, presentó a sus homólogos de la Unión Monetaria los planes del ajuste fiscal de 15.000 millones de euros que les prometió el domingo pasado como contrapartida a la creación de un mecanismo de rescate valorado en 750.000 millones de euros.

A su llegada a la sede del Consejo Europea en Bruselas, Salgado se mostró convencida de que sus colegas no le pedirían nuevos recortes fiscales. Ya lo intentaron el pasado domingo, con Alemania a la cabeza, pero la vicepresidenta logró convencerles de que el recorte adicional de 0,5 de este año y del 1% el que viene eran suficientes para garantizar que el déficit público español se sitúa por debajo del 3% en 2013.

El veredicto definitivo sobre el ajuste español llegará en junio

Pero el trago de Salgado no terminaba ayer ahí. A la ministra también le esperaba el escrutinio del Eurogrupo sobre los problemas de competitividad de la economía española y la sostenibilidad de sus finanzas públicas a largo plazo.

El presidente del Eurogrupo, Jean-Claude Juncker, señaló antes del comienzo de la reunión que el plan del Gobierno español de recortar los salarios públicos y congelar las pensiones, entre otras medidas, es "valiente" y "ambicioso". Pero recordó que el veredicto comunitario definitivo no llegará hasta el mes de junio.

El examen se realizará en base a un informe de la Comisión Europea sobre un ajuste que, según el Gobierno español, dejará el déficit público en el 6% del PIB el próximo año.

Bruselas, sin embargo, no se conforma con esos recortes. Y la agenda del Eurogrupo, a la que tuvo acceso CincoDías, señala expresamente que "España y Portugal también se comprometieron durante el Eurogrupo del pasado domingo a presentar reformas estructurales antes del 18 de mayo".

La Comisión Europea ya ha indicado que entre esas reformas una de las más urgentes debe ser la del mercado laboral. La CE cree que la tasa de paro tocará este año en las grandes economías de la zona euro, pero en España seguirá aumentando en 2011 hasta alcanzar el 19,8% de la población activa, casi el doble que la media de la zona euro prevista (10,4%). Bruselas considera que con ese porcentaje de desempleados el gasto social puede resultar insostenible, incluso con los recortes presupuestarios anunciados por Madrid. Por ello, el Eurogrupo reclama a España reformas estructurales que mejoren las previsiones de crecimiento y, de esa manera, contribuyan a estabilizar la situación presupuestaria de manera permanente.

Control presupuestario centralizado

Los países de la UE, "especialmente los muy descentralizados", deberán comprometerse a "garantizar la eficacia y la credibilidad de los marcos presupuestarios" en todos los estratos de la administración, según unas conclusiones que tiene previsto aprobar hoy el consejo de Ministros de Economía y Finanzas de la UE (Ecofin). El documento "alienta" a los 27 gobiernos a mejorar la disciplina fiscal interna con medidas "como la centralización de la planificación presupuestaria y el enfoque presupuestario descendente que fija de entrada el techo máximo de recursos disponibles".

El pacto entre los ministros toma como punto de partida un estudio de la Comisión Europea sobre el fortalecimiento de los marcos presupuestarios nacionales. Y coincide con la ofensiva alemana para fijar límites más estrictos en la capacidad de endeudamiento de los países del euro. El documento de la CE elogia las normas de control presupuestario adoptadas por países como España. Pero recomienda, en general, un control más centralizado.