A tenor de la experiencia en otros países

El recorte de gastos del Gobierno sí puede impulsar el crecimiento, según KPMG

El recorte de los gastos anunciado por el Gobierno ha demostrado en ocasiones anteriores con otros países que puede reducir el déficit e impulsar el crecimiento, según recoge un estudio sobre el sector público de la consultora KPMG.

El informe destaca que abordar estas áreas difíciles de reformar aumenta las oportunidades de que el ajuste sea duradero y añade que es posible que sea necesaria atravesar una crisis para que se permitan recortes importantes en los salarios públicos y en las pensiones.

En este sentido, incide en que las estrategias basadas en recortar los gastos suelen tener más éxito que las centradas en subir los impuestos.

El estudio indica que según experiencias pasadas en países como Dinamarca, Suecia, Irlanda y Canadá, los recortes en el gasto, cuando han funcionado, han impulsado el crecimiento económico mediante la mejora de la confianza, la reducción de los tipos de interés y los efectos positivos en los costes laborales.

Sin embargo, las estrategias basadas en la subida de impuestos son más proclives a limitar el crecimiento.

A este respecto, señala que el incremento impositivo puede formar parte de los ajustes, pero matiza que los estudios muestran que algunas subidas son preferibles a otras.

Así, asegura que el aumento del Impuesto de Sociedades y del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) son los que más perjudican al crecimiento, mientras que el incremento de los impuestos sobre el consumo y sobre propiedades inmobiliarias afecta al crecimiento en menor medida.