Parte del programa de ajuste comunitario

Merkel anuncia nuevas medidas de ahorro en Alemania

La canciller alemana, Angela Merkel, anunció hoy nuevas medidas de ahorro también para Alemania, como parte del programa de ajuste que tiene que hacer la Unión Europea para combatir las embestidas de los mercados.

En una reunión del grupo parlamentario cristianodemócrata, la canciller defendió el paquete de rescate para países en crisis como una necesidad para "ganar tiempo" mientras se preparan los programas de ajuste necesarios en algunos países.

Según indicaron parlamentarios que asistieron a la reunión del grupo, Merkel anunció, aunque sin especificarlas, nuevas medidas de ahorro también para Alemania, cuyos detalles se elaborarán en el curso de las próximas cuatro semanas.

Merkel hizo estas declaraciones tras aprobar hoy el Consejo de Ministros la aportación alemana al paquete de rescate.

Alemania se compromete con ello a facilitar hasta 123.000 millones de euros de los hasta 500.000 millones de euros en garantías que los estados de la Unión Europea facilitarían a estados en crisis.

Esta cuantía se rige por la clave de la aportación porcentual de cada estado al Banco Central Europeo, lo que en el caso de Alemania supone el 28%.

Este monto podría incluso aumentar hasta 148.000 millones si Alemania tuviera que cubrir los descubiertos de socios incapaces a atender a su propia contribución por encontrarse al borde de la bancarrota.

El viceportavoz del gobierno, Christoph Steegmanns, subrayó que las ayudas sólo se concederán una vez que el país que recurra a ellas se someta, como en el caso de Grecia, a un plan de ajuste financiero desarrollado en cooperación con la Comisión Europea, el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional.

"El agudizamiento de la crisis ha llevado a que las condiciones de financiación para algunos estados miembros hayan empeorado en un grado que no viene justificado por un cambio de sus datos fundamentales. Una mayor escalada de la situación pondría a esos estados ante el riesgo de impago y constituiría así un peligro para la estabilidad financiera de toda la Unión Monetaria", dice el borrador de ley aprobado hoy.

El borrador será presentado la semana próxima para su primera lectura ante el Bundestag, con el objetivo de que tanto la cámara baja como la alta, el Bundesrat, concluyan el proceso parlamentario en junio.

El Partido Socialdemócrata Alemán (SPD), la principal formación de la oposición, ha vuelto a poner condiciones a un eventual apoyo del nuevo paraguas financiero para miembros de la Eurozona en crisis.

El jefe del grupo parlamentario socialdemócrata, Frank-Walter Steinemeier, vinculó hoy la aprobación de su partido a la parte alemana del paquete europeo a que los mercados financieros, "que están ganando mucho dinero con la crisis", contribuyan a superarla.

Steinmeier aludió con ello a la introducción de una tasa a las transacciones financieras, que su partido puso ya como condición a la aprobación la semana pasada del paquete de ayuda a Grecia.

Ante la negativa de la coalición cristianodemócrata-liberal a cumplir este requisito, el SPD acabó absteniéndose en la votación parlamentaria.

"Los motivos de la crisis son varios, pero lo que está claro es que los mercados financieros están ganando mucho dinero con ella. Por eso deben dar su aportación a la hora de superarla", dijo Steinmeier.