Paso histórico en la construcción europea

Merkel destaca los ajustes adicionales de España y Portugal

Francia lamenta que Reino Unido no participe en el apoyo al euro

La canciller Angela Merkel destacó ayer en Berlín los "esfuerzos adicionales de ahorro" de España y Portugal, que en su opinión son especialmente importantes para la estabilidad del euro. En una conferencia de prensa junto al ministro de Exteriores, Guido Westerwelle, Merkel defendió además el paquete de salvamento del euro recién acordado en Bruselas.

Para la canciller, esta iniciativa "servirá a la consolidación y la protección de nuestra moneda común". Estos más de 700.000 millones de euros movilizados por la UE y el Fondo Monetario Internacional "no tienen precedente" y se deben, según explicó Merkel, al "ataque" sufrido por la moneda común.

Merkel y Westerwelle contrapusieron la situación en Alemania con la de "otros países" de la Eurozona, a los que volvieron a reclamar "políticas de austeridad". Según Westerwelle, la aplicación de programas de consolidación presupuestaria será la condición de posibles ayudas futuras como las solicitadas recientemente por Grecia. Merkel, que rechazó la posibilidad de rebajar los impuestos en Alemania, apuntó que la Comisión Europea y los socios comunitarios "supervisarán y comprobarán" la aplicación de las medidas de consolidación fiscal en los países más endeudados de la UE.

Así figura en la declaración del Ecofin, en la que se daba la bienvenida y se apoyaba con firmeza el compromiso de España y Portugal de tomar medidas adicionales de reducción del déficit. "La idoneidad de dichas medidas será analizada por la Comisión en junio en el contexto de los procedimientos de déficit excesivo", añade el comunicado.

Por su parte, el secretario de Estado francés de Asuntos Europeos, Pierre Lellouche, lamentó ayer que el Reino Unido no participe en el mecanismo de apoyo de la zona euro, y subrayó que en el origen del mismo han estado Francia y Alemania.

"Los británicos no han querido participar en este mecanismo de apoyo, en este esfuerzo colectivo, lo lamento", dijo Lellouche en una entrevista a la emisora de radio France Inter. Insistió en que "no hay solución separada cuando hay un ataque global" y en que "es un plan sin precedentes que va mucho más allá de lo previsto en los tratados".

Moody's estudia rebajar de nuevo la calificación de Grecia

La agencia de calificación de riesgo Moody's anunció ayer que en las próximas semanas podría volver a revisar a la baja el rating de la deuda soberana griega. La decisión se tomará una vez la empresa haya concluido su análisis de la situación de Grecia.

La agencia indica que, en caso de que hubiera una rebaja, ésta "sería probablemente sustancial". Así, Grecia podría pasar del nivel actual de A3 a situarse en un ratio "por debajo del grado de inversión". Standard & Poor's ya rebajó la calificación de la deuda griega hasta el nivel del bono basura. Por otra parte, Moody's señala el temor a un posible "contagio" de Grecia a otros países con deudas más sólidas como Portugal, Irlanda o España.