Para evitar crisis como la de Grecia

Sarkozy y Merkel piden más competencia en el mercado de las agencias de calificación

El presidente francés Nicolas Sarkozy, y la canciller alemana Angela Merkel, pidieron hoy que se refuerce la competencia en el mercado de las agencias de calificación de deuda como una de las medidas destinadas a evitar que se repitan crisis como la de Grecia.

"La Comisión Europea debería plantearse formular propuestas para reforzar la competencia en el mercado de la calificación del crédito", señalan ambos mandatarios en una carta conjunta dirigida a los presidentes del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, y de la Comisión, José Manuel Durao Barroso, difundida hoy por el Elíseo.

La decisión de una de estas agencias de rebajar la nota de la deuda griega antes de que se conociera el plan de rescate europeo de ese país y el programa de las autoridades griegas "debería invitarnos a reflexionar sobre el papel" de estas entidades "en la propagación de las crisis", añaden.

Sarkozy y Merkel proponen concretamente "examinar los métodos de calificación de las deudas soberanas, las modalidades de comunicación y de difusión de las decisiones de cambios de calificaciones, y tener en cuenta el eventual papel de las agencias de calificación en la ampliación de las crisis, así como su impacto en la estabilidad financiera".

Víspera de la ratificación del plan de ayuda a Grecia

En vísperas de la cumbre extraordinaria de Bruselas en la que se avalará el plan europeo de rescate de Grecia , los líderes de la zona euro deben "ir más allá" de la respuesta a esta crisis y tomar las medidas necesarias para evitar que se repita, añaden.

Deben dar "la señal" de que están dispuestos a, entre otras iniciativas, "reforzar la vigilancia presupuestaria en la zona euro", teniendo en cuenta "sanciones más eficaces" para los procedimientos de déficit excesivo y reforzando la coherencia entre los procedimientos presupuestarios nacionales y el Pacto europeo de Estabilidad, añade en la misiva.

Sarkozy y Merkel apuestan también por ampliar esa vigilancia a "cuestiones estructurales y de competitividad, y a los desequilibrios, y reforzar la eficacia de las recomendaciones de política económica de la UE".

En tercer lugar, y cara al futuro, proponen que se cree un "marco robusto para la resolución de crisis" respetando el principio de responsabilidad presupuestaria de cada Estado miembro.

Otro de los asuntos que plantean al presidente del Consejo se refiere a la calidad del control de las estadísticas que, en su opinión, debe mejorarse de forma urgente.

"Esta crisis ha demostrado que todos los Estados miembros son responsables de la estabilidad de la zona euro en su conjunto y de la solidez de la moneda única", señalan.