Cierre de sesión

Las dudas sobre el rating de Portugal ponen en jaque al Ibex

La Bolsa española tiene un nuevo verdugo. En un delicado momento en el que los inversores continúan mirando con lupa a Grecia, la decisión de Moody's de poner en revisión el rating de Portugal ha sido un jarro de agua helada. El Ibex se ha dejado un 2,27%, un recorte que amplía las pérdidas de las tres últimas jornadas al 8,17%. En los mercados de deuda, el riesgo país de España, Grecia y Portugal se ha disparado. (Ver gráfico detallado del Ibex)

"Estamos muy sensibles. En cuanto aparece cualquier noticia de una posible revisión de rating el mercado se precipita. La volatilidad es extrema y cuenta más lo negativo que lo positivo. Hay mucha incertidumbre". Estas palabras de Mercedes Marín, de MG Valores, resumen a la perfección las jornadas que últimamente vive la Bolsa española.

Hoy, nuevamente, los ya cotidianos números rojos han vuelto a hacer acto de presencia. Aunque el anuncio de la Comisión Europea, que ha señalado que la economía española saldrá de la recesión y volverá al crecimiento económico entre abril y junio de este año, ha supuesto un bálsamo para el mercado español, el Ibex no ha conseguido superar algunos insalvables obstáculos.

Y es que la decisión de Moody's de poner en revisión el rating de Portugal de cara a una posible rebaja ha vuelto a dar donde más le duele. La debilidad de las economías periféricas ha puesto en jaque a un índice que ya resta un 8,17% en las escasas tres jornadas del mes de mayo. Hoy, el selectivo ha cedido un 2,27% hasta situarse en los 9.635 puntos, mientras que en el resto de Europa las pérdidas han sido más moderadas.

IBEX 35 6.497,80 -1,24%

El castigo no ha sido únicamente para la renta variable. En el mercado de deuda, el diferencial del bono español a 10 años con el alemán al mismo plazo se ha disparado hasta 135 puntos básicos. El riesgo país de Grecia y el de Portugal, por su parte, también han escalado posiciones hasta 720 puntos básicos y 293 puntos básicos respectivamente.

"La incertidumbre se mantendrá elevada en los próximos días. Lo que parece claro es que no es suficiente con desmentir rumores, sino que es necesario concretar medidas para reconducir las cuentas públicas si se quiere recuperar la confianza inversora", explica Renta 4. La firma de análisis insiste en recordar que "España no es Grecia y que el Ibex no es España, ya que cerca de la mitad del negocio de los principales valores del Ibex es internacional".

En este contexto, los inversores no han tenido ojos para las noticias macroeconómicas que han llegado desde el otro lado del Atlántico. El dato de empleo privado, que ha estado en línea con las expectativas, y el ISM no manufacturero, que se ha situado en 55,4 puntos en abril, en el mismo nivel que el mes anterior, han pasado sin pena ni gloria.

En el mercado español, el sector más castigado ha vuelto a ser el bancario. Santander se ha dejado un 2,5% y BBVA ha perdido un 3,65%, mientras que otros bancos medianos como Popular o Banesto han restado un 4,91% y un 3,73% respectivamente. Iberdrola Renovables, por su parte, se ha dejado un 1,56% pese a la positiva recomendación de Morgan Stanley, que aconseja 'sobreponderar' las acciones de la compañía de Ignacio Sánchez Galán.

Mejor suerte ha tenido Grifols, que ha conseguido escapar de la quema, convirtiéndose en el valor más comprado del Ibex con un ascenso del 3,16% en el precio de sus títulos. Telecinco, que ha recuperado un 2,59%, y ArcelorMittal, que se ha anotado un 0,92%, también han avanzado posiciones.

En el mercado de divisas, el euro ha continuado resintiéndose. La divisa europea se cambia a 1,2863 y ha vuelto a niveles de marzo de 2009.