Por debajo de lo esperado

El consumo permite a EE UU crecer un 3,2%

El PIB de EE UU creció en el primer trimestre del año a un ritmo del 3,2% gracias a un fuerte avance del consumo y la recomposición de los inventarios.

El año 2010 se inaugura con un crecimiento de la economía estadounidense ligeramente menor de lo que esperaban los analistas, que contaban con un avance del 3,3%. No obstante, las cifras del departamento de comercio muestran una economía en recuperación con una inflación bajo control que permite augurar tipos bajos por parte de la Fed. La inflación subyacente fue del 0,6% frente al 1,8% del último trimestre del año pasado en el que se creció un 5,6%.

Aunque el crecimiento del primer trimestre fue significativamente menor que el del inmediatamente anterior, la primera lectura de las cifras de este año son más alentadoras porque muestran una estabilización después de una agresiva reorganización de inventarios y porque el consumo personal se ha acelerado a un ritmo del 3,6% frente al 1,6% del cuarto trimestre de 2009. El consumo, el motor de la economía de EE UU, contribuyó a 2,55 puntos porcentuales del PIB en esta ocasión, sin duda animado por un mercado labora que aunque está muy débil puede haber tocado fondo en su deterioro como muestra el hecho de que en marzo se creó empleo por primera vez.

La mejora del consumo se venía anticipando en las ventas que estaban registrando las cadenas comerciales y en las ventas de coches. Las cifras de comercio revelan que las inversiones en bienes duraderos (más de tres años) ha crecido un 6,2%. Estas ventas están permitiendo aumentos de la producción en buena parte de la industria, desde luego en la hasta ahora muy deprimida del motor, por lo que los inventarios también han aportado una buena parte del crecimiento este trimestre. En concreto, casi un 1,6 puntos porcentuales.

Las inversiones de las empresas crecieron 4,1%, casi un punto menos que en el cuarto trimestre y en términos de comercio exterior se detecta un aumento de las exportaciones pero también de las importaciones lo que arroja un saldo negativo al crecimiento de 0,61 puntos porcentuales.

En el lado negativo de las tablas presentadas ayer por Comercio, la vivienda que muestra como con incentivos (una deducción fiscal extraordinaria que acaba ahora) se avanza pero sin ellos se estanca. La proximidad del fin del estímulo ha deprimido las ventas y la construcción.