Crisis financiera de Grecia

Strauss-Kahn subraya la gravedad de la crisis y Alemania promete rápida ayuda

El director gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Dominique Strauss-Kahn, subrayó hoy en Berlín que la crisis financiera de Grecia se agrava cada día e instó a este país a reducir su déficit drásticamente, aunque no quiso dar cifras sobre el presunto aumento de la ayuda a Atenas.

"Va a ser doloroso para el gobierno y para el pueblo griego. La recuperación no se va a dar de la noche a la mañana", dijo Strauss-Kahn, quien se mostró optimista en que se llegue a un rápido acuerdo con Atenas sobre el programa de ajuste.

Strauss-Kahn, además, instó a actuar con rapidez y subrayó que cada día que se pierda puede traer consecuencias graves no sólo para Grecia sino para toda la Eurozona.

A su vez, el ministro alemán de Finanzas, Wolfgang Schäuble, anunció un procedimiento de urgencia para la aprobación de las ayudas a Grecia, aunque los detalles de esta iniciativa no se decidirán antes del lunes, bajo la condición de que previamente se haya aprobado el plan de ajuste griego.

"Si las negociaciones entre el FMI, el gobierno griego y el Banco Central Europeo (BCE) terminan con éxito esta semana, el lunes podremos aprobar un proyecto de ley y acelerar el trámite parlamentario", dijo Schäuble.

La idea de Schäuble es que el tramite pueda cerrarse el viernes de la semana próxima, cuando la ley sería puesta a consideración del Bundesrat, cámara en la que están representados los 16 gobiernos regionales.

"Lo que está en juego es la estabilidad de toda la eurozona", dijo Schäuble.

Acompañados por el presidente del Banco Central Europeo, Jean Claude Trichet, Strauss-Kahn y Schäuble se reunieron hoy en esta capital con los líderes de los grupos parlamentarios en el Bundestag, el parlamento germano, para tratar sobre la crisis de Grecia.

La reunión del parlamentario alemán Juergen Trittin, de los verdes, y Trichet con los líderes parlamentarios fue organizada con Schäuble con el propósito de allanar el camino para, llegado el momento, poder acelerar la activación del plan de ayuda a Grecia.

"Naturalmente, los grupos parlamentarios no nos han dado un cheque en blanco pero era importante que tuvieran todas las informaciones de primera mano", dijo Schäuble.

Strauss-Kahn se negó ante la prensa a mencionar cifras concretas y detalles de las negociaciones con Grecia, mientras estas no lleguen a su fin.

"Todas las cifras que circulan hoy no deberían circular", dijo Strauss-Kahn a preguntas de los periodistas sobre las necesidades de ayuda financiera de Grecia.

Anteriormente, el líder verde Jürgen Trittin -tras la reunión con Schäuble, Trichet y Strauss-Kahn- había comunicado que Grecia necesita hasta 120.000 millones de euros para hacer frente a su grave crisis financiera y evitar la bancarrota.

Trichet, por su parte, pronosticó que las negociaciones entre Atenas y el FMI terminarán en pocos días y que el plan tendrá una valoración positiva por parte del BCE y del Eurogrupo.

"Después de ello, el parlamento alemán deberá actuar rápidamente", dijo Trichet.