Impacto fiscal de la crisis inmobiliaria

El déficit autonómico seguirá subiendo hasta 2012

Reducir el desorbitado déficit público, que en 2009 alcanzó el 11,2% del PIB, se ha convertido en uno de los principales objetivos del Gobierno. La mayor parte de los números rojos corresponde a la Administración central (9,5% del PIB), mientras que las comunidades autónomas mantienen un déficit del 2,2%.

Sin embargo, las previsiones del Gobierno contemplan que el saldo fiscal negativo de la Administración central se reduzca progresivamente hasta 2013 y prevé que el déficit autonómico siga subiendo hasta alcanzar el 4,2% del PIB en 2011, año en que los números rojos de las comunidades superarán los del Estado central (ver gráfico).

Los Gobiernos autonómicos alegan que, por la característica de sus competencias tienen mayores dificultades para recortar el gasto. Sanidad, educación y servicios sociales son las principales partidas que asumen los Ejecutivos regionales y resulta complicado reducir las partidas asociadas al Estado del bienestar.

El Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero ha impulsado un plan que prevé recortar en 50.000 millones el gasto público y las comunidades autónomas deberán contribuir con 10.000 millones a esta rebaja. Lograr el objetivo de recortar al déficit al 3% del PIB en 2013 para cumplir con el Pacto de Estabilidad de la UE resulta una idea utópica sin la participación de las administraciones autonómicas. En cualquier caso, la mayoría de analistas prevé que el déficit fiscal seguirá en el 3% durante muchos años.