Reconversión en el sector turístico

Iberia da un respiro a Marsans al dejar que siga comercializando sus billetes

Iberia lanzó ayer un cable a Marsans al anunciar que mantiene su autorización para que comercialice los billetes de la aerolínea, a pesar de la retirada de la licencia comunicada por la IATA el pasado martes. El acuerdo con Iberia y otras cuatro aerolíneas permite a Marsans mantener el 90% de las ventas, según dijo Pascual a este periódico.

El grupo turístico Marsans recibió ayer un balón de oxígeno de donde menos se esperaba. La compañía Iberia, el principal competidor y aún enemigo de los proyectos aéreos que durante años han promovido Gerardo Díaz y Gonzalo Pascual, anunció que permitirá la distribución de sus billetes por las agencias de Marsans.

Esta autorización se produce a pesar de la decisión adoptada el miércoles por la IATA de retirar la licencia de distribuidor del grupo turístico a consecuencia de las dificultades que ha tenido para liquidar cuentas con el sistema de compensación de billetes BSP durante los dos últimos meses.

Fuentes de Iberia confirmaron a este diario que la compañía aérea ha suscrito un acuerdo con Marsans por el que se le permitirá seguir vendiendo sus billetes, aunque los trámites de la emisión de los títulos los tendrá que hacer Iberia.

La compañía aérea cumple de este modo con las normas de IATA una vez que ésta ha retirado a Marsans las placas de Iberia, al no dejarle vender sus billetes directamente. Sin embargo, ha decidido dar una oportunidad de supervivencia a la empresa de Díaz y Pascual al permitir que mantenga su capacidad de comercialización indirecta de un producto, el de Iberia, que supone la mitad de su facturación.

Marsans no tiene ninguna deuda con Iberia, aseguraron las fuentes de la aerolínea. En base a esta relación saneada entre las partes, Iberia ha decidido dar un respiro al grupo turístico, con la intención de que "pueda regularizar su situación". A pesar de que otras compañías como Air Europa, Spanair, British Airways o Vueling también permitirán las comercialización de sus billetes por Marsans en las mismas condiciones que lo hace Iberia, en el sector ha causado una cierta sorpresa el apoyo explícito expresado de manera pública por parte de la empresa que preside Antonio Vázquez. Según explicó ayer Gonzalo Pascual a CincoDías, los acuerdos con estas cinco aerolíneas permiten mantener el 90% de las ventas normales.

Algunos analistas especulan sobre la posibilidad de que Iberia, con esta postura, quiera dar un paso más en su política de reclutar el mayor número de aliados de cara a la ofensiva que ha puesto en marcha para recuperar el control en sus mercados naturales. Otros agentes del sector se mostraron más escépticos al entender que la situación de deterioro a la que ha llegado Marsans no tiene posibilidad de recuperación. Recuerdan las palabras pronunciadas por Gerardo Díaz a propósito de la situación vivida por la compañía aérea que presidía, y que ahora se encuentra sin actividad y en situación de concurso de acreedores: "Si yo quisiera viajar en este momento, la última opción sería Air Comet". Dicen que los clientes usarán el mismo argumento con Marsans.