Primera entre entidades de distintas regiones

Cajasol espera cerrar en un mes su fusión con Caja Guadalajara

El presidente de Cajasol, Antonio Pulido, calculó ayer que antes de un mes o "mes y algo" habrá cerrado su fusión con Caja Guadalajara, en una operación que será la primera entre entidades de distintas regiones en esta crisis.

En su intervención en un encuentro financiero organizado por Deloitte y Abc, Pulido explicó que después de alcanzar el lunes un acuerdo laboral para la fusión de ambas entidades, que se firmará hoy, la unión con Caja Guadalajara está próxima a su culminación.

El presidente de la caja andaluza destacó que ésta no es la única respuesta para mejorar y destacó la necesidad de encontrar vías para captar capital y así cumplir con las mayores exigencias internacionales.

En su opinión, una de las fórmulas pueden ser la mejora de las condiciones de las cuotas participativas -valores similares a las acciones pero que por ahora no tienen derechos políticos-, pero también puede haber "otros instrumentos" que permitan a las cajas cumplir con las mayores exigencias.

"Soy partidario de abrir un proceso de capitalización de las cajas de ahorros con fórmulas dinámicas", dijo, y por eso "apoyaré cualquier proceso que vaya en esa dirección", aseguró.

30.000 millones de activos

La caja resultante de la fusión entre Cajasol y Caja Guadalajara se convertirá en la duodécima por volumen de activos, al sumar 30.000 millones de euros, de los que la entidad alcarreña aportaría 1.750 millones. En cuanto al volumen de depósitos, la entidad que emerja de este proceso sumará 21.240 millones de euros.

Además de la reestructuración del sector financiero, el presidente de Cajasol aseguró que hacen falta otras reformas de calado, entre las que incluyó las de carácter fiscal y las del mercado laboral, todas ellas con el fin de consolidar con "pie firme" una recuperación que advirtió "va a ser lenta".