La reforma para crear empleo

CC OO y UGT piden a Trabajo que "reoriente" su propuesta laboral

El Gobierno defiende que su propuesta de reforma laboral no recorta derechos a los trabajadores. A los sindicatos no les ha gustado, sin embargo, el nuevo discurso que ampara la reducción de los costes del despido y piden al Ejecutivo que "reoriente" la reforma.

La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega.
La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega.

No me gusta ni el tono ni la música", destacó ayer el secretario general de CC OO, Ignacio Fernández Toxo, sobre la nueva propuesta de reforma laboral que el Gobierno entregó el lunes a los agentes sociales. Algo en el documento chirría al oído de las centrales: la aceptación tácita de que reducir los costes del despido puede favorecer la creación de empleo. Una idea defendida por la patronal que tanto los sindicatos como el Gobierno, habían rechazado siempre.

Aunque la ampliación del uso del contrato de fomento (indemnizado con 33 días por año trabajado en caso de despido, en lugar de lo 45 días tradicionales) llevaba sobre la mesa del diálogo social desde febrero, la nueva posibilidad de que el Estado subvencione parte del coste del despido a las empresas que usen este contrato, no ha sido digerida por los sindicatos.

Lo mismo ocurre con la iniciativa de igualar la indemnización a 33 días para la modalidad de fomento tanto en el caso de un despido objetivo, como en el de uno disciplinario (hoy por hoy pagado con 45 días). "Sería una perversión del modelo que precariza las condiciones de trabajo", argumentó Toxo, que comenzó criticando el borrador en una entrevista en RNE, y continúo haciéndolo en el acto a favor del juez Garzón que convocaron junto a UGT. Cándido Méndez, líder de ésta, se sumó a Toxo para reclamar al Gobierno que "reoriente" sus propuestas.

Corbacho admite cambios

Ante el silencio de la patronal, y la animadversión causada en sus socios habituales de negociación, el Ejecutivo en pleno salió a defender su borrador. La vicepresidenta del Gobierno María Teresa Fernández de la Vega aseguró que la reforma "no recortará derechos" de los trabajadores. Lejos de ello, la adopción del fondo de despido al estilo austriaco, defendió la responsable de Economía, Elena Salgado, sería un gran motor de empleo. Por su parte, el ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, recordó que la propuesta "está abierta" aún a la negociación.

El Banco de España insiste en actuar ante el "paro masivo"

Como viene siendo habitual cuando el debate es más candente, el gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, volvió a intervenir ayer sobre la reforma del mercado laboral. "Tenemos un problema muy serio, de gravísimo desempleo y unas instituciones laborales muy distintas al resto, y eso hay que cambiarlo", estimó el gobernador. æpermil;ste rehusó, sin embargo, valorar el contenido del nuevo borrador de propuestas del Gobierno, hasta haberlo analizado con el servicio de estudios del organismo supervisor. Pese a ello, Fernández Ordóñez, proclive a abaratar el despido, urgió a agentes sociales y Ejecutivo a tomar una resolución ante "el paro masivo", informa Europa Press.