Se presentará como una economía emergente

Grecia lanzará una emisión de bonos en Estados Unidos en busca de nuevos inversores

Grecia lanzará una emisión de bonos en Estados Unidos en busca de nuevos inversores y se presentará por vez primera como una economía emergente, dada la caída de la demanda de su deuda pública entre sus socios europeos. Así lo señala hoy el diario Financial Times, según el cual el Gobierno griego ha pensado en Morgan Stanley para que gestione esa acción después de que fracasase el plan de Goldman Sachs de vender bonos del Tesoro griegos a inversores estadounidenses y chinos.

El bono griego se dispara y alcanza máximos del año
El bono griego se dispara y alcanza máximos del año

El ministro de Finanzas griego, George Papaconstantinou, viajará con ese fin a Estados Unidos después del 20 de abril, pero no lo hará a Asia contrariamente a lo inicialmente planeado, según dijo al diario británico una fuente del Gobierno de Atenas.

Grecia trata de obtener entre 5.000 y 10.000 millones de dólares de inversores estadounidenses para poder cumplir los plazos de vencimiento de su deuda más el pago de los intereses derivados, lo que requiere unos 10.000 millones de euros de financiación. La proyectada emisión será la primera en el mercado estadounidense desde hace casi dos años.

Ante la falta de interés entre los europeos, Atenas se ha propuesto atraer a inversores especializados en países emergentes, a quienes sólo interesa la deuda de gran rentabilidad, añade.

"Grecia trata de diversificar su base de inversores con esta nueva emisión (de deuda), lo que significa atraer a fondos de mercados emergentes así como a otro tipo de inversores", señaló al diario una fuente oficial griega.

La primera emisión de bonos del Tesoro griego este año atrajo inversiones por más de 25.000 millones de euros, pero la última, lanzada a finales del mes pasado, sólo logró recaudar 6.000 millones.

Dado que la rentabilidad de los bonos griegos -es decir, los intereses que Atenas paga por su deuda oficial- es superior a la de muchos países en desarrollo, como Brasil o México, y superior a la de Hungría, país rescatado el año pasado por el Fondo Monetario Internacional, los analistas consideran sensato que Grecia se interese por ese tipo de inversores.

"Grecia es un país emergente además de balcánico, lo que no está en contradicción con su condición de miembro de la zona euro. Es una cuestión de desempeño económico y no de pertenencia (a un grupo)", explicó al periódico Nikos Mourkogiannis, economista de ese país radicado en Londres.

La rentabilidad de la deuda griega a diez años está en torno al 6,5% frente al 4,9% el Brasil, el 4,8% de México, el 5,5 por ciento de Polonia y el 6,6% de Hungría.

El bono griego se dispara

Las dudas que está generando el plan de la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional para ayudar a Grecia a solventar su crisis de deuda está pesando en el mercado de deuda girego.

El diferencial de la deuda helena a 10 años se ha disparado y ha tocado máximos históricos. El bono griego ha superado el 7% de rentabilidad frente al 3,18% del bono alemán.

Por su parte, los CDS a cinco años de la deuda griega han escalado a 377,3 puntos básicos.