Conferencia en Varsovia

El FMI se suma a la petición de un gobierno económico en la UE para evitar desequilibrios

El director gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Dominique Strauss-Kahn, reclamó ayer a la Unión Europea la adopción de nuevas medidas "que fortalezcan una mayor integración y una coordinación de la política económica y financiera, para evitar que se produzcan grandes desequilibrios en el continente como los registrados durante la última crisis financiera".

Durante una conferencia en la Escuela de Económicas de Varsovia, Strauss-Kahn recalcó que la reciente crisis financiera ha puesto en evidencia alguna de las deficiencias del marco institucional de Europa y defendió que ahora hay una oportunidad para fortalecer la integración y la cooperación en el continente. "La crisis ha sido un revés, pero los beneficios de la integración están fuera de duda", remarcó.

En este sentido, señaló que los principales marcos europeos de política macroeconómica, financiera y estructural son hoy en día relativamente independientes unos de otros. "Una de las lecciones de la crisis en Europa es que una moneda única sin una coordinación política suficiente podría conducir a grandes desequilibrios", destacó. Strauss-Kahn agregó que para recuperar la confianza en la sostenibilidad fiscal de Europa, "las autoridades deben formular, comunicar y empezar a aplicar estrategias de salida de la crisis tan pronto como sea posible, salvo aquellas que puedan afectar a la demanda agregada, que deben posponerse hasta 2011", aseguró.

La Comisión Europea presentó ayer precisamente el indicador de sentimiento económico, que mostraba un incremento de la confianza de los consumidores y empresarios en marzo tanto en la Unión Europea como en la eurozona.

"El indicador no está lejos de la media a largo plazo, aunque serán necesarias más mejoras para que la actividad vuelva a niveles previos a la crisis", recalcó ayer en un comunicado. En España también ha mejorado la confianza, con un alza de 1,4 puntos, en línea con la tendencia de los últimos meses, aunque es de las más modestas de la UE.