Caso "Palma Arena"

Matas, abucheado a su llegada a los juzgados para declarar por corrupción

El ex presidente del Govern balear y ex ministro de Medio Ambiente Jaume Matas (PP) ha sido abucheado a su llegada a las 8.55 horas a los juzgados de Palma para declarar en el "caso Palma Arena", que investiga el aumento del coste en la construcción de este velódromo, el incremento de su patrimonio y la financiación del PP.

Un grupo de personas que se congregaba en los juzgados ha gritado y silbado al ex político balear, mientras que minutos antes había aplaudido y vitoreado a los fiscales del caso, Pedro Horrach y Juan Carrau, a su entrada en el edificio judicial.

Jaume Matas ha llegado a los juzgados acompañado de su mujer Maite Areal, también investigada en el caso, y su abogado Rafael Pereda. El ex presidente balear (legislaturas 1996-1999 y 2003-2007) ha entrado andando por la parte trasera de los juzgados de Vía Alemania, por la zona del juzgado de guardia, portando un grueso maletín. Matas, que vestía traje, ha saludado a los numerosos periodistas que se congregan en los juzgados para informar sobre su comparecencia judicial.

El ex ministro de Medio Ambiente en el último gobierno de José María Aznar fue citado en octubre por el juez instructor del caso, José Castro, que le imputa delitos de prevaricación, cohecho, malversación, apropiación indebida, falsedad documental, tráfico de influencias, blanqueo de capitales, delito fiscal y electoral.

Aunque se especulaba con la posibilidad de que no acudiera desde Nueva York, donde reside y trabaja a día de hoy después de retirarse de la política en 2007 al perder las elecciones autonómicas, o que declarara por vídeo conferencia, anoche llegó Matas a la isla en un vuelo procedente de Madrid. Además de Matas hoy también han sido citados para declarar como imputados en la causa su esposa Maite Areal; su cuñado, Fernando Areal; y el ex presidente de Gesa-Endesa, Bartomeu Reus, quien supuestamente es el testaferro de ex presidente en la compra de un piso en el barrio de Salamanca de Madrid que también fue registrado.

Sus declaraciones serán grabadas en vídeo y los cuatro han sido citados a la misma hora con el fin de evitar problemas de orden público ante la expectación mediática creada, así como para prevenir que se puedan comunicar entre sí en citaciones escalonadas.

En el caso Palma Arena hay imputadas una treintena de personas, la mayoría políticos, cargos ejecutivos y personal técnico, entre ellos el ex director general de Deportes y campeón olímpico, Jose Luis ''Pepote'' Ballester.

La causa nació con la investigación del sobrecoste en la construcción del velódromo de la capital balear, en el que el Govern se gastó más del doble de lo inicialmente presupuestado, hasta superar los 100 millones de inversión, pero luego derivó en la indagación del patrimonio de Matas y su supuesto incremento irregular. Durante la fase de instrucción de la causa, varios imputados y testigos han atribuido a Matas las decisiones importantes sobre la construcción del velódromo, así como la insistencia en la necesidad de acabar la obra con celeridad.