Se hunde en Bolsa por sus malas previsiones

Palm vuelve a luchar por sobrevivir

palm vuelve a luchar por sobrevivir
palm vuelve a luchar por sobrevivir

El futuro de la histórica Palm vuelve a estar inmerso en un mar de incertidumbres. El viernes, las acciones sufrieron una caída del 29% y ya acumulan una bajada cercana al 80% desde que alcanzaron su precio máximo del último año en octubre pasado. Su capitalización ronda los 680 millones de dólares (unos 495 millones de euros), cuando en octubre superaba los 3.000 millones.

Y es que el fabricante de smartphones ha lanzado unas previsiones para el trimestre en curso muy decepcionantes para los analistas. Tras registrar unos ingresos de 350 millones de dólares en el trimestre que acabó el 26 de febrero, que suponían un aumento del 284% con respecto al mismo periodo de 2009, Palm dijo que en el trimestre en curso prevé unas ventas de 150 millones. La cifra está muy lejos de las previsiones de los analistas que apuntaban a unas ventas de 305 millones. La compañía sufrió unas pérdidas en el último trimestre de 102 millones, por encima de lo esperado por el mercado.

La empresa, que ha hecho grandes apuestas en el último año con sus nuevos terminales Pre y Pixi, reconoció que los operadores tienen actualmente unos grandes stocks de smartphones por vender. Su consejero delegado, Jon Rubinstein, señaló que la evolución más reciente ha sido "muy decepcionante", si bien insistió en que el potencial de la empresa sigue siendo muy fuerte.

De todas maneras, todavía va a tener que convencer al mercado. Y no lo va a tener fácil. Tras la publicación de las cuentas, los analistas de casas de Bolsa como Canaccord Adams y Morgan Joseph & Co situaron sus respectivos precios objetivos sobre las acciones de Palm en cero. Es decir, para ellos no valen nada. En declaraciones a CNNMoney.com, Ilya Grozovsky, analista de Morgan Joseph & Co, aseguró que "Palm está acelerando su espiral de muerte". La experta, que indicó que Palm tiene problemas en su marketing, añadió que la compañía ha tenido tremendos problemas para vender sus dispositivos, incluso a operadores como Verizon que tienen 80 millones de clientes.

En Canaccord Adams también fueron duros al señalar que los problemas para Palm podrían acelerarse si aumentan las incógnitas sobre su solvencia y pierde la confianza de proveedores y operadoras.

Otras casas de bolsa como UBS, Kaufman Bros y BMO Capital situaron en vender o infraponderar sus recomendaciones sobre Palm , aunque hay otras firmas que mantienen una visión positiva sobre el futuro de la empresa como RBC Capital que mantienen su posición de sobreponderar.

Gran competencia

Donde coinciden muchos expertos es en las dificultades de Palm para ganar cuota en un mercado con tanta competencia como el de los smartphones. La empresa se enfrenta a fabricantes como Nokia, Apple, RIM, HTC, Samsung, Sony Ericsson, Motorola y LG, además de empresas de software como Google y Microsoft, que quieren hacerse fuertes con sus respectivos sistemas operativos, Android y Windows Mobile 7. El buscador también ha irrumpido en el mercado con el Nexus One, su primer móvil. En definitiva, la industria tiene una gran población de actores. En el área de sistemas operativos, Gartner dio al WebOS de Palm una cuota de mercado del 0,7% en 2009, frente al 46,9% de Symbian, el 19,9% de RIM, el 14,4% del iPhone OS, el 8,7% del Windows y el 3,9% del Android.

Estas cifras demuestran que las empresas sufren gran presión. A Palm le está pasando factura en las bolsas y sus acciones vuelven a estar más cerca de los mínimos de final de 2008, momento de grandes dudas sobre su futuro, que de los máximos de 2009, cuando había grandes esperanzas en el Pre.

Nuevos rumores sobre una opa

El hundimiento en Bolsa de Palm ha reabierto las especulaciones sobre la posibilidad de que la empresa sea objeto de una opa por parte de alguna compañía del sector. The New York Times citaba el viernes entre los posibles interesados a empresas como Nokia, Microsoft, Dell y HP. Estas dos últimas verían en Palm una vía para ganar presencia en el mundo de los smartphones. Quizá alguna de ellas pueda estar esperando a un mayor debilitamiento de la compañía para tomar posiciones. Quienes deben de estar muy atentos son los responsables del grupo de inversión Elevation Partners (participado por Bono, el cantante de U2), propietario de cerca de un 42% del capital de Palm. Elevation Partners inyectó 425 millones de dólares en la empresa a través de dos ampliaciones de capital realizadas en 2007 y 2008. En esta línea, una de las tareas que va a tener por delante la cúpula de Palm es convencer a los mercados de que la situación financiera es buena. En febrero, la empresa indicó que tenía 500 millones de dólares entre tesorería e inversiones a corto plazo. No obstante, en algunos medios especializados se ha indicado que Palm está quemando a gran velocidad estas reservas por culpa de los flojos resultados cosechados hasta el momento.