Lo ve como un documento "factible"

González-Páramo pide a España más concreción y compromiso con el plan de estabilidad

José Manuel González-Páramo, miembro del Comité Ejecutivo del Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo (BCE), ha pedido hoy al Gobierno de España más concreción y compromiso político con el plan de estabilidad que, sin embargo, ha considerado como un documento "factible".

El miembro del Comité Ejecutivo y del Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo José Manuel González-Páramo
El miembro del Comité Ejecutivo y del Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo José Manuel González-Páramo

Así lo ha indicado González-Páramo en una rueda de prensa, en Zaragoza, antes de impartir la charla "El euro y la política monetaria europea ante la crisis", dentro del ciclo de conferencias "CAI en el siglo XXI. Economía de la crisis y la reactivación"

El plan de estabilidad aprobado por el Gobierno con el objetivo de llegar al 3% del déficit en 2013 es "factible", aunque, ha dicho, necesita "más especificidad" en cuanto a las medidas propuestas y "un poco más de compromiso político". Es decir, ha agregado, que quede "claro" públicamente que se aplicará a pesar de las dificultades, puesto que incluye medidas que pueden ser controvertidas, como la contención salarial en la administración pública o la decisión de no reponer nueve de cada diez bajas entre el funcionariado.

Es en este contexto en el que hay que analizar la subida del IVA propuesta por el Gobierno, que González-Páramo entiende que no se puede considerar "de forma aislada" al resto de las acciones que incluye el citado Plan de Estabilidad.

Reforzar la coordinación con la UE

González-Páramo también se ha referido a la necesidad de reforzar la coordinación recíproca de las políticas económicas de los países de la Unión Europea y en este sentido el Banco Central Europeo "está abierto" a considerar cualquier propuesta que refuerce la credibilidad del marco institucional del que se han dotado los estados miembros.

Por ello, no debería desecharse la posibilidad de que se pudieran aplicar sanciones "más creíbles y severas" a aquellos países que no cumplen con las normas de la política económica, monetaria y fiscal.

En este sentido, ha añadido que las políticas fiscales deben preservar su autonomía, pero también deben de estar sujetas a compromisos de estabilidad y sostenibilidad.

También se ha referido al sistema financiero español que, ha apuntado, tiene capacidad para "contribuir" a la reactivación y que sabe desde hace tiempo que tiene que salir "cada vez más a los mercados" aprovechando las oportunidades de recurrir a otros capitales. Los bancos tienen una "razón de ser" que es prestar dinero, y si ahora que empieza la recuperación económica no lo hacen "no están cumpliendo con su función".

Finalmente, González-Páramo ha hecho referencia a los tipos de interés, que el BCE gradua y mueve en función de los riesgos existentes para estabilizar los precios, y de momento estos tipos ha considerado que son "apropiados" porque estos riesgos "no están desequilibrados".