Tras el temporal de nieve en Girona

Endesa rebaja a 5.000 los abonados sin luz tras reparar la subestación de Castell d'Aro

Los abonados sin suministro eléctrico en Girona se redujeron hoy hasta los 5.000, la mitad que ayer por la noche, después de que técnicos de Endesa lograran reparar la subestación eléctrica de Castell d'Aro, en el Baix Empordà, una de las afectadas por el temporal de nieve que azotó a Cataluña el lunes.

Según informó la compañía en un comunicado, esto permitió retirar algunos de los grupos electrógenos que daban servicio de forma artificial a Castell d'Aro y trasladarlos a las zonas donde todavía no se ha podido solventar la avería.

Endesa constató que la recuperación de "toda la red de alta tensión en Cataluña" permite ahora centrar sus esfuerzos exclusivamente a reparar toda la infraestructura de media tensión, unos trabajos que requieren en ocasiones maquinaria y vehículos especiales como excavadoras para poder trabajar y abrirse paso en la nieve.

La eléctrica recordó que unos 1.200 técnicos siguen trabajando sobre el terreno "por turnos y durante las 24 horas", para restablecer el servicio de forma definitiva en todo el territorio.

Asimismo, recordó que desde ayer existe un nuevo número de teléfono gratuito para atender a los clientes y añadió que se ha reforzado este servicio de información, en el que trabajan 500 personas.