El Lyon repunta en Bolsa

La derrota en la Champions lastra la imagen y las finanzas del Real Madrid

El fracaso del Real Madrid en la Champions, al empatar con el Lyon en el Bernabéu, no sólo va a repercutir en lo deportivo, sino en sus finanzas y puede lastrar lo que había conseguido como marca. El equipo blanco se puede olvidar de unos 60 millones de euros en premios y en ingresos por publicidad y marketing.

Cristiano Ronaldo se lamenta durante el juego contra el Lyon.
Cristiano Ronaldo se lamenta durante el juego contra el Lyon.

Lo que viene para el Real Madrid y su presidente, Florentino Pérez, no es fácil, y más, cuando en esta temporada invirtió unos 250 millones de euros en jugadores con el único objetivo de ganar todas sus competiciones.

En la primera etapa de la Champions, el Madrid había ganado unos 40 millones de euros, según un informe de Mastercard, repartidos en 10,7 millones por su participación, otros 10 millones por venta de entradas, 8 por publicidad y 5 por explotación de marca. El equipo de Florentino también va a perder dinero en concepto de los premios que entrega la UEFA. Los equipos que pasan a octavos perciben 3,3 millones de euros cada uno, los cuatro últimos, 4 millones, y el campeón gana 9 millones.

"La Champions se gana, no se compra"

Lo cierto es que los datos demuestran que el Madrid no ha necesitado de la Champions para obtener ingresos millonarios. En el último lustro, el equipo ha liderado la facturación de los clubes del planeta. Incluso, en la temporada 2008/09 se convirtió en el primer equipo del mundo en facturar más de 400 millones de euros en un año.

Sin embargo, esta temporada es diferente. José María Gay, profesor titular de Economía Financiera de la Universidad de Barcelona, dice: "La Champions se gana, no se compra" y agrega que la salida de la competencia puede representar una pérdida de unos 60 millones de euros para el club.

El experto asegura que como consecuencia de la salida de la Champions "los ingresos no van a aumentar". ¿Las razones? Van a faltar los ingresos en las competiciones deportivas, los socios y abonados están al límite y, según el economista, tendrá que renegociar a la baja los temas de publicidad y derechos de emisión. "Cuando Florentino llegó con sus estrellas, la promesa a los patrocinadores era ganarlo todo. En ese momento pudo pedir, pero ahora no", dice Gay.

Aunque los patrocinadores del equipo blanco no deben estar muy contentos con la eliminación, el Madrid tiene contratos fijos para las próximas temporadas. Con la compañía de apuestas Bwin ha extendido su acuerdo de 15 millones de euros por tres años más hasta el 2012/13 y su contrato con Adidas, que comenzó en 1998, va hasta la temporada 2011/12.

El analista asegura que a las cuentas que se hagan se debe incrementar los millonarios sueldos de las estrellas, como el de Cristiano Ronaldo, y que debe pagar las deudas e intereses a los bancos que le prestó a Florentino para conformar su equipo. "El Real Madrid tiene una deuda de unos 800 millones de euros. Tendrá que vender hasta las tablas", dice Gay.

La marca, el problema

No obstante, la previsión de que la marca se debilite por la salida de la competición europea tendrá algún impacto en las arcas del equipo madrileño, debido a que los ingresos ligados a la televisión y al marketing son más de la mitad: 293 millones de euros.

Los expertos prevén un frenazo importante en la marca al salir de la Champions, la competición de clubes más importante del mundo. Pedro García, profesor de la Universitat Internacional de Catalunya y que ha elaborado informes sobre el valor mediático en el fútbol, resume lo que se le avecina al equipo blanco. "La progresión que había tenido en los últimos meses va a sufrir un retroceso, no sólo en el mercado europeo, sino en el chino y el americano", explica García a CincoDías.com.

Para el experto, salir de esta competición, es como retirarse del foco de los grandes equipos y, de paso, de los anunciantes, de los patrocinios, de la televisión y los medios de comunicación. Algunos expertos aseguran que aunque hoy lidera la liga española, sin lugar a dudas la Champions es una vitrina a los mercados del mundo.

El Grupo de Investigación en Economía, Deporte e Intangibles, del que forma parte García, desveló hace un poco más de una semana el repunte del Real Madrid como marca. Entre junio de 2009 y febrero de 2010, el equipo de Florentino pasó del quinto puesto al segundo en el ránking del valor mediático de clubes. Sólo era superado por el Barcelona. En el tercer lugar estaba el Manchester United, al que el Madrid le llevaba 20 puntos, algo que podría cambiar en próximos meses, debido a que el equipo inglés sí ha pasado a los cuartos de final de la Champions.

Otros expertos opinan que aunque el Real Madrid lidera la liga española, sin lugar a dudas la Champions es una vitrina a los mercados del mundo. Los fichajes de Florentino habían reacomodado la presencia del equipo blanco en los mercados internacionales. En Latinoamérica, por ejemplo, reconquistó como marca líder un mercado como el de Brasil, que hasta entonces ostentaba el Manchester United.

Es posible, también, que los 'galácticos' sufran un retroceso en su imagen, especialmente el portugués Cristiano Ronaldo y el brasileño Kaká, el segundo y el cuarto con más valor mediático, según el informe del Grupo de Investigación, elaborado por Francesc Pujol, profesor de la Universidad de Navarra.

El Lyon celebra en Bolsa

El que sí celebra su éxito de ayer en el Bernabéu es el Olympique de Lyon. Sus acciones subieron en Bolsa un 6,9% hasta los 9,45 euros, el precio más alto desde el pasado 16 de febrero, cuando ganó en el partido de ida al Madrid. Este resultado ha repercutido, también, en The Stoxx Football, el índice sectorial de clubes de fútbol, que repuntó un 1,89%.

En el ámbito financiero, el Lyon ganó 139,6 millones, según un reciente estudio de Deloitte. Los recursos del equipo francés han ido a la baja. De una temporada a otra cayeron 16,1 millones, con recortes de entre 7 y 10 millones de euros en derechos de emisión y en la venta de su marca, respectivamente.

El informe de Deloitte señala que uno de los problemas para el crecimiento del Lyon es su pequeño estadio, con capacidad para sólo 40.500 espectadores. "Un nuevo estadio puede ampliar sustancialmente sus ingresos por entradas y comerciales", dice la firma de servicios profesionales. Otro de los hechos que ha impactado sobre las finanzas del club francés es el cambio de patrocinador de Umbro por Adidas para la temporada 2010-2011.