La mayor licitación de Europa reparte 2.300 megavatios

Grandes fortunas y eléctricas pujarán en el nuevo concurso eólico gallego

Las grandes fortunas gallegas y grupos energéticos perfilan sus ofertas ante la inminencia de la apertura del nuevo concurso eólico de la Xunta. La mayor licitación de Europa reparte 2.300 megavatios y supone una inversión de unos 3.500 millones.

El presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, explicó el martes en el Foro Cinco Días que licitará antes de finales de abril el gran concurso eólico gallego, el mayor proceso de este tipo planteado en Europa. Supone repartir unos 2.300 megavatios (MW) de esta energía renovable en territorio gallego. La inversión necesaria superaría los 3.500 millones de euros. Las mayores fortunas gallegas y los grandes grupos energéticos ya están preparando sus ofertas.

Según han explicado fuentes de la Xunta, las bases del concurso se publicarán este mes. El mismo contempla la división en 10 zonas del territorio gallego, donde se instalarán los parques eólicos y a su vez estas zonas se subdividirán en cerca de un centenar de áreas, sobre las que serán presentadas las ofertas.

"Vamos a esperar a que se formalice el concurso y después veremos", comentan fuentes cercanas a Manuel Jove, presidente de Inveravante y primer accionista individual de BBVA. En el concurso planteado por el anterior Gobierno gallego, tumbado por Feijóo nada más llegar al poder en abril de 2009, Jove fue uno de los grandes perdedores. El empresario gallego, que en 2006 acordó la venta de Fadesa a Fernando Martín por 4.045 millones, presentó entonces cinco ofertas distintas, que en total sumaban 2.299 MW, cifra superior a la contemplada en el concurso. Pero no logró adjudicaciones, a pesar de que ofrecía el traslado de la fábrica de Ence de Pontevedra (en las ofertas podían incluirse planes industriales).

Iberdrola Renovables, Endesa, Acciona, Fersa y Gamesa han confirmado su intención de acudir al concurso. Fuentes de Endesa, la única eléctrica que consiguió una adjudicación de 174 MW en la anterior licitación, han confirmado que acudirán "con una solicitud de potencia similar aproximadamente a la que presentamos en su día al anterior concurso", que ascendía a 539 MW.

Desde Iberdrola Renovables, afirmaron que "hasta que no se apruebe el nuevo concurso es imposible hacer una valoración". Sin embargo, avanzaron que "si las condiciones son las adecuadas, la empresa apostará fuerte por conseguir el máximo número de parques".

Fuentes del grupo San José, presidido por Jacinto Rey y que pidió 733 MW en 2009, también afirmaron que esperarán a que se determinen las condiciones del concurso.

Debates legales en un procedimiento con dudas

Más allá de las cuestiones legales específicas que motivaron la suspensión cautelar de la anterior adjudicación, el sistema de concurso para repartir megavatios eólicos es dudoso.

Por un lado, un informe de la CNE de hace dos años estima que el ordenamiento del sector eléctrico no contempla el concurso. Además, en abril del año pasado, el mismo regulador publicó un informe sobre el decreto cántabro de instalación de parques eólicos en el que se "sugiere que se modifique" la adjudicación de potencia eólica "únicamente" por concurso porque supone convertir una autorización administrativa, que es lo que establece la ley, en un régimen cuasiconcesional.

Además, tal y como contempla ahora la normativa eólica, estos parques no entrarían al registro de Industria y por tanto, no cobrarían primas, hasta 2012.

La cifra

948 ofertas se presentaron a la anterior licitación. Así, se pedían en total 30.500 MW cuando sólo se iban a repartir 2.300 MW en Galicia.