Economía descarta pronunciarse

Los expertos no creen necesario un fondo de rescate en la zona euro

La posibilidad de crear un Fondo Monetario Europeo fue rechazada ayer por los expertos al considerar que ese papel ya lo desempeña el FMI y por el riesgo en el que se puede incurrir al eliminar presión sobre los países que incumplan el Pacto de Estabilidad. El Ejecutivo no se pronunciará al respecto hasta que haya una postura oficial de la Comisión Europea.

No es necesario crear un Fondo Monetario Europeo. Ya existe un fondo, en el que participan los países europeos, y unas reglas establecidas en el Pacto de Estabilidad". Con estas palabras, Gregorio Izquierdo, director del servicio de estudios del Instituto de Estudios Económicos (IEE), subraya las reticencias que levanta entre los expertos la iniciativa liderada por Francia y Alemania para crear un instrumento, al estilo del Fondo Monetario Internacional, para auxiliar a países con problemas económicos como Grecia. "El principal riesgo que tendría la constitución de este organismo sería la creación del denominado riesgo moral. Podría crear una relajación indeseable en aquellos países con dificultades para cuadrar sus cuentas públicas". Izquierdo también destaca las dificultades para encajar los presupuestos, ya que las ayudas se instrumentarían a través de deuda con avales públicos, "lo que introduciría aún más presión a la política monetaria". En su opinión ya existen vías de ayuda, mediante fondos estructurales y de cohesión, y de liquidez, a través de las subastas del BCE.

El Ejecutivo no se ha pronunciado al respecto. Fuentes de Economía prefieren no valorar la propuesta, ya que la consideran una iniciativa particular de Francia y Alemania que aún necesita ser madurada y refrendada por el resto de países europeos.

Por su parte, Javier Quintana, director del servicio de estudios del Instituto de Empresa Familiar, señala que la idea de crear un fondo de rescate sería la última que debería ponerse en marcha para propiciar una recuperación económica. "La primera medida que debería adaptarse es el cumplimiento estricto del Pacto de Estabilidad, tal y como lo diseñaron Francia y Alemania, en especial en la época de bonanza", subraya Quintana, quién reclama también un mayor grado de transparencia para evitar episodios como el vivido en el caso de Grecia, que maquilló sus cuentas públicas para su ingreso en la zona euro. "Crear un fondo de rescate traería más burocracia y complicaría la arquitectura institucional de Europa, algo que se podría salvar otorgando una mayor competencia al Banco Central Europeo en el control del gasto", apunta.

Xavier Segura, jefe del servicio de estudios de Caixa Cataluña, coincide con el resto de analistas en el solapamiento de competencias que se podría producir entre el Fondo Monetario Internacional y el europeo, aunque considera que el inicio del debate es interesante por el momento que ha surgido. "La situación de algunos países como Grecia hacía peligrar la estabilidad de la zona euro y ello obligaría a que el problema de la recuperación económica descansase exclusivamente en la política económica, algo a lo que se opone radicalmente el BCE", subraya.

Otra cuestión aún sin aclarar es qué países serán los que lideren ese fondo. José Luis Martínez Campuzano, estratega jefe de Citi, señala que Alemania, al proponer este instrumento, admite que la disciplina impuesta por el Pacto de Estabilidad no es suficiente. "Quizás olvidan que ellos, junto a Francia, fueron los primeros que lo matizaron a principios de este siglo", recalca.

El Eurogrupo respalda la propuesta alemana

Jean-Claude Juncker, presidente del Eurogrupo, que reúne a los ministros de Economía de los dieciséis países de la zona euro, se mostró ayer dispuesto a debatir la creación de un Fondo Monetario Europeo para ayudar a países en situación financiera delicada y evitar crisis como la desatada por Grecia. "Tenemos que discutirlo. Hay cientos de preguntas sobre la mesa que hay que responder pero, básicamente, estamos de acuerdo con lo que ha propuesto el ministro de Finanzas alemán, Wolfgang Schäuble", recalcó.

El presidente del Eurogrupo, que se reunió ayer con la canciller alemana, Angela Merkel, subrayó tras el encuentro que ese fondo sólo sería empleado en caso de "extrema necesidad, bajo condiciones estrictas".

El BCE, por su parte, volvió a mostrar ayer su rechazo a la iniciativa. El presidente del Bundesbank y miembro del Consejo de Gobierno del BCE, Axel Weber, calificó como "absolutamente contraproducente" la idea, mientras que el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durão Barroso, recalcó que ésta ha sido presentada sin ningún tipo de detalles y que es un plan a largo plazo. "La creación de un fondo podría probablemente requerir un cambio en el Tratado de la UE", dijo.

Impuestos en Grecia

La subida de impuestos en Grecia podría no generar los ingresos previstos, según un informe de la Comisión Europea. En el mismo se apunta a que el alza del IVA y del impuesto sobre hidrocarburos podría minar el consumo, lo que impediría llegar a los 1.750 millones estimados.