La obra costará entre 700 y 1.000 millones

FCC, Acciona e Isolux superan el primer examen para hacerse con el metro de Panamá

Un presupuesto de obra de entre 700 y 1.100 millones de euros ha llamado a competir a constructoras chinas, italianas, brasileñas, canadienses, mexicanas y españolas por ejecutar la primera línea del metro de Panamá. FCC, Isolux y el tándem que forman Acciona y CAF lideran tres de los siete consorcios internacionales en liza.

El pulso internacional entre constructoras se reedita en Panamá una vez adjudicados los grandes contratos para la ampliación del Canal. Empresas de medio mundo se miden en concurso para ejecutar una nueva obra civil millonaria: la línea 1 del metro de Ciudad de Panamá, para la que ha presentado candidatura hasta un potente consorcio chino. Se da la circunstancia de que las firmas asiáticas venían centrándose en su área de influencia, Europa del Este y Norte de África; quedando Suramérica como terreno abonado especialmente para compañías europeas y americanas.

Ávidas por ganar cartera internacional, entre las españolas que toman parte en la carrera están FCC, Isolux y Acciona, esta última en equipo con el fabricante de trenes CAF. Cada una de ellas encabeza uno de los siete consorcios que tratan de hacerse con los más de 700 millones de obra que está encargando el Gobierno de Martinelli. Sacyr, pese a haber manifestado interés y ser el primer contratista del Canal de Panamá, parece haberse quedado al margen del concurso.

FCC ha presentado oferta en equipo, bautizado como Línea 1, con la carioca Odebrecht. Una alianza que, de consolidarse, podría abrir puertas a la firma que controla Esther Koplowitz en el prometedor mercado brasileño de las infraestructuras.

FCC 11,12 0,54%
ACCIONA 161,10 2,09%

Isolux integra un segundo consorcio, llamado Panametro, con la mexicana Carso y la francesa Vinci. Acciona y CAF, por su parte, van acompañadas en el consorcio CIMA por la mexicana ICA y la japonesa Mitsubishi.

Frente a las españolas han tomado posiciones la canadiense SNC Lavalin; las brasileñas Queiroz Galvão y OAS, junto a Siemens; un consorcio italiano encabezado por Impregilo, y el citado frente de empresas chinas en el que figuran Cati Beijing, CCCC Highway y China Railway.

A partir de aquí el calendario viene salpicado de citas relacionadas con el proceso de adjudicación. Las ofertas técnicas presentadas por los distintos grupos serán sometidas a examen el próximo 8 de marzo. El 18 de marzo quedará conformado el grupo de finalistas, y se espera el fallo definitivo para el 5 de julio. La secretaría del metro panameño ha marcado el arranque de las obras el 2 de agosto y su conclusión está prevista para finales de 2013.

El mapa del metro contempla el paso de la línea por el centro de la ciudad a lo largo de 14 kilómetros segmentados por 16 estaciones, 11 de las cuales serán subterráneas.

El de la primera línea de metro es un contrato llave en mano en el que le Gobierno de Panamá ha conseguido captar fondos del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y de la Confederación Andina de Fomento.

Esta infraestructura responde a una reciente promesa electoral del presidente Ricardo Martinelli, quien, tras asentarse en el Gobierno panameño, creó la Secretaría del Metro y entregó la confección de los planos a un consorcio suizo-mexicano-panameño.

La llegada del metro a Ciudad de Panamá, junto a la concesión del servicio de autobús urbano, está llamada a modernizar las comunicaciones de la capital, donde están en proyecto un centro tecnológico, un polo empresarial y distintos desarrollos turísticos.

El Ejecutivo de Martinelli impulsa un ambicioso plan de inversiones, con 9.400 millones de euros en los próximos cinco años, más otros proyectos de colaboración público-privada.