Avances en el plan de desinversiones

Sos tiene a punto la venta del negocio de dátiles y la almazara en Túnez

El grupo de alimentación Sos tiene "muy avanzado" su plan de desinversiones. Tras firmar un preacuerdo para desprenderse del Proyecto Tierra, una operación que le reportará entre 80 y 100 millones de euros, la compañía que preside Mariano Pérez Claver está a punto de vender la sociedad Bernabé Biosca Alimentación, con sede en Alicante y dedicada a la comercialización de dátiles, y su filial en Túnez (Bernabé Biosca Tunisie), según una nota remitida por la compañía a la CNMV con motivo de su presentación de resultados.

Junto a estas desinversiones, el grupo de alimentación también ultima la venta de la almazara marroquí Les Huileries d'Agafay y de su negocio de salsas.

El Proyecto Tierra, integrado por 5.433 hectáreas de tierras de olivar superintensivo, será adquirido por Elaia, participada al 50% por la compañía lusa Sovena -proveedor de aceite de Mercadona- y la sociedad de capital riesgo Atitlán.

DEÓLEO 0,03 -9,21%

Sos ha diseñado un programa de desinversiones de todos los negocios que no sean el aceite, incluido el arroz, aunque esta última división todavía está en el periodo de presentación de ofertas preliminares de compra. Sos espera obtener por el arroz un mínimo de 200 millones de euros. Con este proyecto, la compañía espera reducir su deuda, que actualmente supera los 1.300 millones de euros.

En 2009, la compañía registró unas pérdidas de 178,4 millones de euros, debido sobre todo a la contabilización de gastos extraordinarios por importe de 228,87 millones, en un ejercicio marcado por la destitución de Jesús y Jaime Salazar como primeros ejecutivos.

Plan de refinanciación de la deuda

Sos también está a punto de cerrar su refinanciación con la banca. Según reconoce la propia compañía, la negociación con las entidades acreedoras para reestructurar su deuda se encuentra en una "situación avanzada", de manera que confía en que pueda concluir "con éxito" en los próximos meses. La empresa proponía aplazar el pago de intereses ocho años, pero las entidades están dispuestas a concederle entre cinco y seis años. De momento, Sos ha obtenido una línea de factoring valorada en 45 millones de euros.