Resultados 2009

Latinoamérica rescata a Telefónica de la crisis

Los ingresos de la operadora cayeron el año pasado por primera vez desde 2003, pero el beneficio sube

Aporta clientes, crecimiento y rentabilidad. Ya no es una promesa por la que hay que apostar, sino la realidad que ha permitido a Telefónica capear la crisis con alguna herida, pero ninguna profunda. Y es que Latinoamérica ha salvado los resultados de la operadora en 2009. Ella es la responsable principal de que los ingresos desciendan mucho menos de lo previsto y de que el beneficio termine el año al alza, incluso durante la peor crisis que se recuerda en la historia moderna.

Y eso que había bastante contra lo que luchar. Pese a su fuerte expansión internacional, Telefónica ha dependido hasta que se ha desatado la tormenta de su negocio nacional, de España. Por mucho que la presencia de la operadora se extendiera a más de 15 países en distintos continentes, era sólo una nación la que llevaba el peso de las cuentas. El problema para Telefónica es que la crisis y los problemas de competencia han atacado directamente el que era su mejor negocio, el español, así que el principal pilar se ha tambaleado.

La pujanza de Latinoamérica no sólo ha compensado la caída de España, sino que ha alterado la tradicional relación de fuerzas. Hace poco que los resultados procedentes del otro lado del Atlántico marcaron su primer hito: pesar más en los ingresos que los logrados en territorio nacional. Pero ahora han dado un paso más. Por primera vez, en el cuarto trimestre Latinoamérica aporta más Ebitda que España. La diferencia es pequeña y se diluye si se tiene en cuenta todo el ejercicio, pero el logro está ahí y puede marcar el principio del cambio de poderes.

Por primera vez, América no sólo aporta más ingresos que España, sino más Ebitda

TELEFÓNICA 3,58 -1,59%

-Subida del beneficio. Por mucho que Latinoamérica haya tirado al alza, las caídas de España y del resto de Europa han pesado lo suficiente como para que los ingresos de Telefónica cerraran el ejercicio con bajada. El retroceso es limitado, del 2,1%, pero se trata de la primera caída en la facturación anual desde 2003.

A partir de ahí, Telefónica se ha aplicado a exprimir al máximo cada euro de ingresos para elevar la rentabilidad. Los gastos se contienen y las plusvalías por la venta de la marroquí Meditel permiten salvar el primer escollo y reducir la caída del Ebitda al 1,4%. Desde ese punto, la confluencia de factores es múltiple. Por una parte, la crisis de Venezuela pasa factura. Esta economía debe contabilizarse como hiperinflacionaria, lo que resta 548 millones a los beneficios. En el lado contrario, Telefónica cuenta con el impacto fiscal de pasar por resultados todo el fondo de comercio generado por las compras de O2, las filiales de Bellsouth y Cesky Telekom que hasta ahora no había contabilizado por un desacuerdo con Hacienda sobre la correcta utilización de la deducción fiscal.

El conjunto de factores es favorable a Telefónica, que consigue lucir una subida en sus beneficios netos. La cifra llega a 7.776 millones, un 2,4% más.

-La caja es lo importante. Donde se ve el verdadero esfuerzo de Telefónica por maximizar la rentabilidad no es tanto en el beneficio, sino en el flujo de caja operativo. La operadora ha puesto coto a las inversiones, que se reducen un 13,6%, en un recorte que afectan a todas las filiales, al margen de la evolución de sus resultados. La consecuencia es que el flujo de caja operativo crece un 5,7% y roza los 15.350 millones de euros.

Eso sí, de la magnitud de los problemas en España da idea el comportamiento de la filial en esta materia. La participada nacional, que siempre se había considerado una fuente inagotable de generación de caja, pincha y reduce su contribución a la matriz. Latinoamérica, en cambio, la eleva casi un 30%, mientras que Europa aumenta un 3,5%. Pese a ello, España sigue siendo la filial que más caja aporta al grupo.

-Gracias al cuarto trimestre. Además de Latinoamérica, un aspecto clave para los resultados de Telefónica en 2009 ha sido el cuarto trimestre. En general, e incluso en el negocio de telefonía en España, la operadora ha ido de menos a más en el ejercicio, pero en los últimos tres meses la mejoría ha sido más evidente. En el cuarto trimestre, de hecho, Telefónica ha conseguido elevar sus ingresos por primera vez en lo que va de año y la subida del beneficio entre octubre y septiembre es del 22%.

Lo más llamativo es que buena parte de este impulso procede de la filial española. Es cierto que el negocio mejora, sobre todo la telefonía fija, pero la explicación de los resultados de la filial está en otro sitio. Por un lado, la participada ha sumado 148 millones de euros de ingresos procedentes de la compensación por hacerse cargo del servicio universal. Por otro, las plusvalías por la venta de Meditel computan en sus cuentas, ya que era una filial de Telefónica España.

-Las divisas penalizan. Las filiales de Latinoamérica y Europa, en cambio, han contado con poca plusvalía o ingreso extraordinario y con bastante lastre de las divisas. Los resultados procedentes del continente americano hubieran sido mejores sin la fortaleza del euro. Pero más contundente es el efecto en Europa. Los ingreso y el Ebitda de esta filial caen en 2009 y todo por culpa de la debilidad de la libra, porque a tipo de cambio constante lo que hay es una subida.

Los principales mercados de esta participada, Reino Unido y Alemania, mejoran sus cuentas, e incluso este último consigue flujo de caja operativo positivo por primera vez en su historia.

En Latinoamérica, los mejores resultados proceden de Argentina, Venezuela -con el matiz de la alta inflación en el país- y de México, donde se dispara el Ebitda. Los pinchazos proceden de Brasil, por los problemas de Telesp, y Colombia, donde Telefónica reconoce que no lo está haciendo bien y que tiene bastante que mejorar.

-Mejor el fijo que el móvil. En España, mientras tanto, Telefónica ha sorprendido al mercado en telefonía fija, con caídas de ventas y Ebitda menores de lo esperado y una mejora entre el arranque y el final del año. En móvil, en cambio, los ingresos anuales caen un 7,4% y el Ebitda lo hace un 6,8%. A ello se añade la caída de usuarios de móvil en 2009, tras reconocer que 715.000 clientes de prepago estaban inactivos y borrarlos de las cuentas. Al final, Telefónica ha contabilizado 23,5 millones de abonados a cierre de año, frente a los 23,6 millones de 2008.

-Dudas de los analistas. El veredicto del mercado sobre los resultados de 2009 fue casi unánime. Son cuentas sólidas e incluso algo mejores de lo previsto. Pero varios analistas no han dejado de apuntar que las cifras del año pasado no consiguen eliminar todas las incertidumbres. Entre ellas, cuándo llegará la recuperación a España y si Latinoamérica podrá mantener su ritmo, sobre todo por los problemas de negocio y crecimiento en Brasil.

Previsiones para un año duro

Además de presentar resultados anuales, Telefónica anunció el viernes sus previsiones financieras para este ejercicio. Son conservadoras y ajustadas a un año que se prevé duro, con una subida estimada del 1% al 4% en ingresos y del 1% al 3% en Ebitda. Hay que tener en cuenta que estos cálculos se hacen a tipo de cambio constante, que incluyen la compra de la alemana Hansenet en 2010 y que excluyen otros efectos, así que Telefónica podría cumplir sus previsiones con caídas reales en ventas y Ebitda.

También hacia el futuro se encaminan otros dos anuncios realizados ayer por la operadora. El primero es que seguirá comprando acciones propias de forma táctica. Para ello, ya cuenta con 150 millones de opciones sobre acciones para ejecutar.

El segundo anuncio también habla de adquisiciones, aunque de otro tipo. El presidente de Telefónica, César Alierta, reiteró que la prioridad es la remuneración al accionista vía dividendo, pero hay otras compras en cartera. Las adquisiciones seguirán siendo selectivas y se pondrá el acento en la compra de espectro radioeléctrico. México y Alemania son los principales mercados donde se prevé desembolsos de este tipo, aunque Telefónica tampoco descarta que España haga alguna licitación de espectro este mismo año.

La retribución del consejo sube un 29%

Las cuentas de Telefónica incluyen también una referencia a los sueldos del consejo de administración y de los principales directivos de la compañía. Y los dos grupos se han elevado la retribución.

La mayor subida es para el máximo órgano de administración, compuesto por 17 personas. Cobró 27,13 millones de euros el año pasado, lo que supone un alza del 29% sobre los 21 millones de 2008, según refleja el informe remitido el viernes a la CNMV. Todas las partidas se incrementan, pero la razón principal del crecimiento está en los 4,5 millones de euros repartidos en concepto de operaciones sobre acciones.

La retribución de los principales directivos también crece, pero a menor ritmo. El alza es del 15,8%, hasta los 16,37 millones en su conjunto.

Limpieza de 715.000 clientes de móvil

Telefónica ha aprovechado el cierre del año para hacer limpieza en su cartera de abonados a telefonía móvil en España. Tras analizar su parque de usuarios, ha dado de baja a 715.000 clientes que permanecían inactivos.

En un principio, podría parecer que este saneamiento corresponde a los usuarios que no se han identificado y que el Gobierno obliga a desactivar. Pero el director de Finanzas de Telefónica, Santiago Fernández Valbuena, explicó que no es así. Estos clientes se han borrado por su inactividad. La limpieza por exigencia gubernamental no llegará hasta mayo, cuando la ley fuerza a eliminar a los abonados que han rehusado identificarse. Y no se espera que sean más de 120.000, lo que cuestiona las cifras que habían dado las operadoras, que hablaban de millones de clientes sin identificar.

Primera 'teleco' europea por beneficio

Con el permiso de Vodafone, que no publicará sus resultados anuales hasta después de cerrar su ejercicio fiscal en marzo, Telefónica ha vuelto a erigirse como primera operadora europea por beneficios.

En el mundo, AT&T gana más que la española, no en vano la estadounidense están entre las mayores empresas del globo, pero en el Viejo Continente Telefónica está en cabeza. France Télécom, la segunda de la lista, está a miles de millones de distancia, tras derrumbarse sus ganancias por los costes derivados de las medidas para contener la ola de suicidios. Los beneficios de Deutsche Telekom son casi testimoniales.

En facturación, en cambio, hay varias empresas que superan a Telefónica. Las estadounidenses AT&T y Verizon lo hacen, pero también Deutsche Telekom.

La española bate a Slim en el móvil de México

Las distancias son considerables. La compañía del magnate mexicano Carlos Slim, América Móvil, es el líder del mercado celular mexicano, con más del 71% de la cuota. Pero eso no significa que Telefónica no se apunte ninguna victoria. En 2009 lo ha hecho y varias veces. En los últimos tres trimestres, de forma consecutiva, la española ha logrado ganar cuota de mercado a la compañía de Carlos Slim, según las cuentas de Bloomberg.

Telefónica tenía el 20,9% de los abonados a telefonía móvil en México a cierre de año, lo que supone una subida con respecto al 20,3% que tenía en el tercer trimestre. En sentido contrario, América Móvil ha reducido su cuota al 71,2% desde 71,7%. Además, esta rivalidad va a aumentar con la licitación de frecuencias que tiene prevista el Gobierno.