Los analistas prevén mejoría en 2010

Los resultados se preparan para el año de la remontada

Los beneficios de las empresas del Ibex cayeron un 20,5% en 2009, pero los expertos prevén una progresiva recuperación desde este ejercicio

Los resultados se preparan para el año de la remontada
Los resultados se preparan para el año de la remontada

Los pronósticos se han cumplido. Los resultados empresariales del año pasado han sido reflejo de la dura crisis económica. El beneficio neto agregado de las compañías del Ibex se situó en 42.000 millones de euros, lo que implica una caída del 20,5% frente al correspondiente a 2008. La cifra no incluye las cuentas de Sacyr, que agotará el plazo legal y las presentará el lunes, ni las de Inditex, cuyo ejercicio fiscal es diferente del año natural. En todo caso, tras el desplome de 2009 los analistas prevén un aumento del 5,9% del resultado en 2010.

No sólo el beneficio neto se ha visto dañado por la crisis planetaria. Han sufrido todos los epígrafes de las cuentas de resultados, desde la primera hasta la última línea, como la facturación (-15,5%) y el beneficio neto operativo o Ebit (-6,8%).

Las compañías han mantenido su estrategia de reducir precios y realizar agresivos descuentos con el fin de mantener su cuota de mercado. Pero, se mire por donde se mire, el balance es negativo. Tres compañías del selectivo han registrado pérdidas al cierre del ejercicio (Acerinox, Iberia y Ferrovial que, sin embargo, las ha reducido) y otras 14 han sufrido una bajada del beneficio neto.

El consenso espera que las firmas del Ibex ganen un 12,9% más en 2011

En todo caso, hay que tener en cuenta que ArcelorMittal, con sede fuera de España pero presente en el Ibex desde mayo del año pasado, contribuye decisivamente a acrecentar el tono negativo de los resultados agregados. Sin incluir al gigante siderúrgico, que ganó un 98,7,% menos en 2009, la caída del beneficio neto este ejercicio se hubiera limitado al 8,6%.

En cualquier caso, tras cinco ejercicios consecutivos de vertiginosos crecimientos de beneficios -superiores siempre al doble dígito-, en 2008 tuvo lugar el primer gran frenazo. Y el año pasado, como era de esperar, se acrecentó el deterioro económico mundial, lo que pasó una considerable factura a las cuentas de las grandes empresas españolas.

Tocar fondo

La buena noticia es que los beneficios empresariales españoles ya han tocado suelo, al menos en las grandes cotizadas, según el consenso recopilado por FactSet. El principal requisito para que se cumpla este escenario es que se consolide la recuperación económica mundial. Así, las estimaciones prevén un aumento de los beneficios del 5,9% para este año y del 12,9% para 2011.

"En esta crisis, el mínimo se alcanzará en 2009; dos años después de haber obtenido los beneficios máximos", señala Ahorro Corporación en su informe de estrategia para el presente ejercicio. La gran diferencia frente a otras crisis es la profundidad de las caídas, pues el descenso acumulado -de máximo a mínimo- en 1993 llegó al 75,2% y en 2002, al 85,2%. Esta vez no se ha llegado al 40%.

Los expertos destacan que en esta ocasión las compañías han tomado la iniciativa desde el primer momento y han metido la tijera a los gastos de forma drástica, principalmente con reducciones de plantilla. Esto les ha ayudado a frenar la caída de los beneficios. Incluso 17 compañías del Ibex se sobrepusieron a la crisis, pues lograron elevar el beneficio neto el año pasado. A la cabeza de las subidas estuvieron Acciona, Ebro Puleva, Criteria y Grifols.

"Este ejercicio, los inversores van a ser muy exigentes con las valoraciones, y van a pedir a las compañías que empiecen a crecer en sus cifras de ventas. Ya no queda mucho margen para recortes de costes", advierte Victoria Torre, directora de análisis de SelfBank. El efecto positivo del ajuste de gastos tendrá como consecuencia un aumento considerable de los márgenes de beneficio una vez que se recuperen las ventas de forma contundente.

Eso sí, el retraso de la recuperación económica en España tendrá un efecto negativo. "Una buena parte de los ingresos de las empresas que forman parte del Ibex 35 proviene del extranjero, pero indudablemente la evolución de la economía nacional pasará factura", señala José Manuel Figueroa, de BNP Paribas. La experta de SelfBank, explica que "los beneficios parten de unos niveles muy bajos, y por ese motivo las previsiones que se han hecho para este año y el próximo son de crecimientos importantes, pero no creemos que vaya a ser tarea fácil".

Diferentes sectores

Entre los sectores que previsiblemente se comportarán peor a lo largo de este ejercicio aparece el bancario. Se excluye a BBVA y Santander, las entidades financieras que forman parte del índice de referencia de la Bolsa española ganarán en torno a un 12% menos este ejercicio, de acuerdo a los datos de FactSet.

"Es de esperar que tengan una mala evolución en los márgenes, pero hay que tener presente que, a diferencia del resto de la banca mundial, la española es la única que ha dado beneficios más que aparentes, pese a haber aumentado las provisiones. El suelo de morosidad no se espera hasta este año, cuando previsiblemente se llegue al suelo de los resultados", añade José Ramón Iturriaga, gestor del fondo Okavango Delta, uno de los productos estrella de Abante Asesores.

De hecho, desde 2007 se han sucedido las revisiones a la baja de las expectativas de resultados, tendencia que se frenó a mediados de 2009; desde el pasado agosto, se han estabilizado e incluso han aumentado levemente. Ahora se sitúan en 44.463 millones de euros, frente a los 43.200 de entonces. De las 35 empresas, las previsiones han subido en 23 de ellas.

Obviamente, en el proceso de la recuperación habrá diferencias sustanciales en función de los sectores. "El presagio para este año no es demasiado malo, aunque en algunos seguirá habiendo significativas caídas de ingresos ", índica Álvaro Rodríguez, de Oddo Securities.

"Las compañías con más exposición a Latinoamérica, como las concesionarias y las de proyectos petroleros, principalmente, pueden ser las que experimenten los mayores aumentos", señala el experto de BNP Paribas. El consenso recopilado por FactSet espera que dos compañías dejen atrás las pérdidas (Acerinox y Ferrovial) y que otras 22 eleven los beneficios; entre ellas, destacan ArcelorMittal, Telecinco, Repsol, Criteria, Iberdrola Renovables o BBVA (véase gráfico). Según las previsiones, sólo una compañía, Iberia, permanecerá en números rojos al cierre de este ejercicio, pese a las medidas adoptadas para enderezar su cuenta de resultados.

"Creemos que las primeras empresas en recuperarse serán las menos ligadas al negocio doméstico, y que obtengan ingresos en otras áreas geográficas. Se prevé un año positivo para algunas regiones emergente, especialmente Brasil, y las empresas que obtengan allí una parte de sus ingresos podrían verse beneficiadas", sentencia la analista de SelfBank.

Crecimiento en Europa y EE UU

La temporada de resultados está a punto de concluir en Estados Unidos. Y, de momento, las cifras son esperanzadoras, después de la mala racha de los últimos tiempos.

Los beneficios de las empresas del Standard & Poor's 500 marcaron nueve trimestres consecutivos de caídas a finales de septiembre y se espera que las cifras del último tramo de 2009 se cierren con un fuerte rebote. Una situación que se explica fácilmente tras los recortes del 67% del cuatro trimestre de 2008, punto álgido de la crisis al coincidir con la quiebra de Lehman Brothers.

De esta forma, el 72% de las más de 400 empresas del Standard & Poor's 500 que han publicado sus cuentas correspondientes al cuarto trimestre del año pasado ha superado las expectativas, según los datos recopilados por Thomson Reuters. El 10% de ellas publicó unos resultados en línea con las expectativas y tan sólo el 18%, por debajo.

Lo más sorprendente, sin embargo, es el fuerte crecimiento previsto, superior al 200%, debido a los mínimos beneficios agregados que obtuvieron las compañías entre octubre y diciembre de 2008. Se espera que los beneficios agregados en el cuarto trimestre alcancen los 161.900 millones de dólares, debido fundamentalmente a unos resultados muy por encima de lo esperado en los sectores de tecnologías de la información y consumo. Así, el año se cerraría con un descenso de los beneficios del 5,4%

"Las cifras han sido mejores de lo esperado, no sólo cuantitativamente sino también cualitativamente. Hay una tímida recuperación en las ventas, que no esperábamos todavía", señala Álvaro Rodríguez, de Oddo Securities.

Para este ejercicio, las previsiones arrojan un crecimiento del beneficio de las empresas del S&P 500 del 26,3%. El sector que más tirará de los resultados será el de los bancos, que casi duplicarán sus beneficios, según los datos recopilados por Thomson Reuters. En el primer trimestre del primer ejercicio de 2010, se espera un crecimiento de los beneficios del 17,4%.

En Europa, el panorama es notablemente más optimista que España. El consenso prevé que las empresas que forman parte del Euro Stoxx 50 aumenten sus beneficios un 29,6% este año. Es necesario destacar, no obstante, que la base de comparación es diferente a la de España, ya que los resultados del índice de referencia de la zona euro cayeron cerca de un 40% en 2008 y un 5,4% el pasado ejercicio, según las estimaciones. Desde Citi explican que "las estrategias basadas en los resultados están empezando a funcionar" y señalan que los beneficios serán una buena guía del comportamiento bursátil a lo largo de este ejercicio.

Los valores destacados de la temporada

Acciona. La empresa presidida por José Manuel Entrecanales es la que más ha mejorado su beneficio neto respecto al año anterior, un 172%, y la que más ha reducido su deuda, un 59%. En ambos casos se debe a la venta en junio de su participación en Endesa, que también le permitió desprenderse de la deuda asociada a la eléctrica.

Santander. El primer banco español encabeza el ranking de beneficios en valor absoluto, con 8.942,5 millones de euros, un 0,7% más que el año anterior. Pese al aumento del capital destinado a provisiones, ha conseguido superar su resultado de 2008.

ArcelorMittal. El gigante siderúrgico ha cerrado su primer año de pertenencia al Ibex 35 con una reducción notable de su beneficio neto, de 6.933 millones de euros a 87, provocada por la reducción de los ingresos en un 48%. A cambio, ha conseguido reducir su deuda en 2.065 millones de euros.

Ferrovial. La constructora ha logrado en 2009 reducir sus pérdidas de 812 a 92 millones de euros. Sin contar la venta con minusvalías del aeropuerto de Gatwick, el balance habría sido positivo, de 246 millones.