"La unión hace la fuerza"

Zapatero a Rajoy: "No le pido que se responsabilice con el Gobierno, sino con el país"

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, pidió hoy al líder del Partido Popular, Mariano Rajoy, que presente sus propuestas para salir de la crisis económica y deje de "descalificar" las del PSOE. Además, ha apremiado al líder del PP, Mariano Rajoy, a llegar a acuerdos para superar la crisis económica, porque "la unión hace la fuerza".

Rodríguez Zapatero en un mítin del PSOE conmemorativo del Día de Andalucía.
Rodríguez Zapatero en un mítin del PSOE conmemorativo del Día de Andalucía.

Zapatero, que participó ante unas 16.000 personas en el Palacio de Ferias y Congresos de Málaga en un acto del PSOE-A por el 28F, Día de Andalucía, dejó claro a Rajoy que "no le pido que se responsabilice con el Gobierno, sino con el país, y no que ayude al Gobierno, sino al país".

"Diciendo no a todo no se ayuda a España a salir de la crisis", manifestó Zapatero, quien se mostró seguro que a través de la comisión negociadora creada para tratar de lograr un acuerdo entre los partidos políticos frente a la crisis económica se lográ salir de ella, ya que "la unión hace la fuerza".

Frente "a tanto intento de generar desconfianza" de los últimos tiempos, Zapatero ha abogado por la responsabilidad y el consenso, al tiempo que ha recordado que el Gobierno y el PSOE han puesto sobre la mesa la posibilidad de llegar a un acuerdo "sin condiciones", sólo que "hay que estar trabajando las horas que sean necesarias" para salir de la crisis. También se ha referido a las críticas del PP al déficit y ha considerado "sencillamente inmoral" que se ponga en duda la solidez de España y la solvencia de sus cuentas públicas. "El Reino de España tiene una gran solvencia", ha zanjado.

Así las cosas, ha defendido a ultranza los binomios "esfuerzo y confianza", "sacrificio y confianza" y "trabajo duro y confianza", para después garantizar que España irá "de menos a más" y primero cambiará las tasas negativas de crecimiento por tasas positivas, para luego cambiar la destrucción de empleo por creación de puestos de trabajo.

También se ha referido a las críticas del PP al déficit y ha considerado "sencillamente inmoral" que se ponga en duda la solidez de España y la solvencia de sus cuentas públicas, cuando la deuda está 20 puntos por debajo de la media de la UE.

Ha afeado al PP su "poca memoria" y sus "ganas de engañar y de meter miedo a los ciudadanos" con este asunto, porque, de acuerdo con sus argumentos, en el año 2000, "el año del milagro económico de Aznar", lo que se pagaba de deuda equivalía al ocho por ciento del total del gasto público del Estado, y en el 2009 ha sido un cuatro por ciento.

"El Reino de España tiene una gran solvencia", ha zanjado el presidente del Gobierno, quien ha prometido reducir el déficit, pero hacerlo "bien, a tiempo y garantizando que el gasto social no se va a recortar".

Más allá de estas reflexiones, Zapatero ha aprovechado para volver a incidir sobre las causas de la crisis económica -la avaricia, la falta de controles, la ambición desmedida- y para ratificar que el Gobierno trabaja a fin de que esas circunstancias no vuelvan a repetirse en el futuro.

Será muy firme, ha dicho, para cambiar la regulación del sistema financiero, evitar las especulaciones, los beneficios injustos y los paraísos fiscales, pero será dialogante y flexible a la hora de acordar el futuro del mercado laboral y de las pensiones.

El mitin de hoy ha servido para que Zapatero se diera un baño de masas ante un entregado público, que le ha inyectado ánimos al grito de "presidente, presidente" y a quien ha dado las gracias "de corazón" por su apoyo.

No ha escatimado elogios Zapatero para el PSOE-A, del que ha asegurado que "es la columna más fuerte del PSOE", que "es lo que es en España gracias ante todo a los socialistas andaluces", y ha repartido alabanzas por igual entre Manuel Chaves y José Antonio Griñán.

Del primero, ha dicho que "la derecha no le perdona que haya ganado tantas veces", mientras que del segundo ha destacado su brillantez y su liderazgo.

Zapatero ha vaticinado también que el PSOE-A ganará las elecciones autonómicas de 2012, pese a las últimas encuestas que ofrecen un empate técnico con el PP, y ha advertido a esa "derecha que lleva tantos años esperando un milagro": "No conocen al partido socialista de Andalucía".