La situación en Grecia

El país heleno afronta tres huelgas sectoriales y una general

El plan de ajuste de la economía griega ha sublevado a la ciudadanía, que ha salido en tropel a la calle para protestar por los recortes de gasto y de salarios anunciados por el Ejecutivo para cumplir con el mandato de la Unión Europea.

La huelga de funcionarios de la semana pasada, que fue secundada por medio millón de trabajadores, según los sindicatos, tan sólo fue la antesala de lo que se avecina en las dos próximas semanas. Los 3.500 trabajadores de las aduanas iniciaron ayer una huelga de cuatro días para denunciar el aumento de impuestos, el recorte de la parte variable de sus salarios y la rebaja que van a sufrir sus pensiones.

El viernes les toca el turno a los dueños de gasolineras y los taxistas, que han convocado paros para protestar contra la obligación de pedir recibos a sus clientes. Este requisito del Ejecutivo pretende frenar el crecimiento desbocado de la economía sumergida, que ya supone, según algunas estimaciones, más del 30% del PIB nacional.

Esos tres parones han estado precedidos por los 21 días de movilizaciones de los agricultores, que han bloqueado diariamente la frontera con Bulgaria, y serán culminados con la huelga general que se celebrará el próximo día 24, convocada por la Confederación General de Trabajadores de Grecia (GSEE), el sindicato mayoritario en Grecia.

Ante el recrudecimiento de las protestas, el Ejecutivo presidido por el socialista Papandreu estudia la posibilidad de crear una comisión de investigación parlamentaria que trate de depurar responsabilidades sobre el deterioro de la economía entre 2004 y 2007 durante el anterior gobierno conservador, y sobre el escándalo de los supuestas estadísticas falsas remitidas a Eurostat para maquillar las cuentas públicas.

Bomba en atenas

Una bomba explotó ayer en el exterior de las oficinas de JP Morgan en Atenas, causando destrozos en la puerta de acceso y en la fachada. La explosión no causó heridos, ya que la zona fue acordonada previamente tras el aviso recibido por un periódico local.