Tiene previsto renovar en la junta a siete representantes

ACS vuelve a reclamar su entrada en el consejo de Iberdrola

Casi un año después de su primera solicitud, ACS ha vuelto a reclamar su incorporación al consejo de Iberdrola, en la que tiene un 12% del capital. Entonces, la eléctrica argumentó que no había ninguna vacante, si bien, este año quedan libres siete puestos de otros tantos representantes, entre ellos el presidente. La intención de Iberdrola es proponer su renovación en la junta, por lo que no quedará tampoco "ninguna vacante", según un portavoz.

Iberdrola está preparando ya la junta general de accionistas que este año se celebrará el 26 demarzo (aún no se ha convocado) y, como de costumbre, en Bilbao. Una cita que está creando expectación pues en ella se dirime la renovación de la mitad de su consejo de administración. En total, siete consejeros independientes y ejecutivos a los que se les acaba este año su mandato, entre ellos el presidente, Ignacio Sánchez Galán. Un portavoz de la compañía asegura que en el orden del día de la junta se incluirá su renovación.

¿Y qué pasará con la reivindicación de ACS, primer accionista de la eléctrica, con un 12%, de entrar en el consejo? Según fuentes solventes, el grupo constructor ha vuelto a solicitar este año su incorporación, como ya hizo el año pasado antes y después de la junta ordinaria. En aquella ocasión, el argumento legal de Galán fue que no había ninguna vacante en el consejo.

Así era. Aunque estaban previstas dos bajas por la jubilación de dos consejeros independientes, un cambio en el reglamento del consejo con anterioridad a la junta general impidió que se produjeran finalmente al eliminarse la edad de jubilación de sus representantes. Además, el nuevo reglamento limitaba el número de consejeros a 15 (los puestos ya ocupados) y se mantenía la posibilidad de que repitieran en su cargo, que es de cinco años, sin ninguna limitación.

IBERDROLA 10,36 -0,67%
ACS 22,15 0,59%

Aunque distintas fuentes jurídicas afirman tajantemente que el fin del mandato de los citados consejeros supone una vacante (que podría ocupar el accionista que lo ha solicitado), en Iberdrola aseguran que "una renovación no es una vacante". Las citadas fuentes jurídicas argumentan que, "por esa regla, nunca habría puestos libres".

De hecho, según han confirmado a CincoDías las distintas partes, el consejero de BBK, Xabier de Irala, no ha sido relevado aún porMario Fernández, quien sustituyó al anterior en la presidencia de la caja vasca el verano pasado, porque se produciría "de hecho una vacante, que tendría que ocupar ACS". BBK es el segundo accionista de Iberdrola y el único, junto con Bancaja, que cuenta con un consejero dominical, el presidente de esta entidad, José Luis Olivas. Las dos cajas tenían antes de la ampliación de capital de 1.500millones aprobada el pasado junio (sobre la que manifestaron su oposición en el consejo que la aprobó) un 7,2% y un 5,7% del capital, respectivamente. Tras dicha ampliación, estos paquetes se diluyeron un 5%.

Después de aquella decisión, BBK no ha acudido a varios consejos de la eléctrica en los que se han aprobado cambios estatutarios, tal como reconoce la propia caja. Así ocurrió en el del 22 de septiembre y el del 26 de enero, "por razones inaplazables" del consejero, Xabier de Irala, informa Javier Vadillo. Respecto a si éste delegó su voto en contra "no hay constancia", añaden en la entidad. En cuanto a la petición de ACS, en BBK se niegan a hacer declaraciones y añaden que su posición la manifestarán "en la junta general".

El trasfondo legal de las vacantes

Aunque falta más de un mes para la junta de accionistas de Iberdrola, la eléctrica ya ha avanzado que va a proponer la renovación de los siete miembros del consejo, entre ellos el propio presidente, Ignacio Sánchez Galán, a los que se les acaba su mandato de cinco años. Por tanto, no quedaría ninguna vacante a ocupar por ACS, que reclama la representación proporcional a su participación del 12%.

En Iberdrola aseguran que no habrá nombramientos por decisión del consejo (cooptación), que luego deba ratificar la junta, sino que la renovación se llevará a la propia asamblea anual. Según fuentes jurídicas que aluden a una sentencia del Supremo, sólo en los nombramientos por cooptación es cuando no se producen vacantes. Pero, como reconoce Iberdrola, la cooptación no rige en este caso.

En cuanto a la aspiración de ACS, un portavoz de Iberdrola asegura que la constructora debe acogerse al sistema de representación proporcional previsto en la ley de sociedades anónimas. Según este sistema, a un accionista de Iberdrola le correspondería un puesto en el consejo por cada paquete del 6,7%. "Es un sistema que sólo rige para solicitar consejeros en la junta general". En este sentido, el citado portavoz enumera los pasos que tiene que dar la compañía que preside Florentino Pérez para conseguir un consejero: "Primero, que lo solicite formalmente; segundo, que demuestre su participación y tercero, que lo lleve a la junta y que ésta decida". En cualquiera de los casos, "se tendría que producir una vacante".

Dadas las dificultades legales para cerrar la puerta a ACS, otras fuentes del sector no descartan que Galán se vea obligado a aceptar finalmente su entrada.